Situaciones que desgastan la pareja y sus posibles soluciones

desgaste en la parejaEl verdadero éxito en el amor no radica en la facilidad de seducir o poder atraer a un gran número de personas, si no en saber mantener de forma estable, duradera y viva una relación de pareja satisfactoriamente.

En este artículo voy a enumerar las situaciones mas comunes que suelen ocasionar el desgaste en la pareja. Habitualmente, aunque su gestación es mas temprana, suelen evidenciarse a partir del primer año de convivencia.

Cómo siempre advertiré que la lectura de este post no tendrá validez de autoayuda si no es acompañada de una reflexión personal y de un análisis de tu situación singular.

1. Comunicación disfuncional o pobre.

Esta es la situación mas nuclear de todas, ya que es la base del entendimiento y la principal herramienta que capacita la búsqueda de soluciones. Los síntomas que provoca una pobre o mala comunicación van incrementándose en el tiempo y a la larga tiende a destruir la pareja.

La mayoría de los manuales de pareja hacen mucho énfasis en hablar y hablar para solucionar los problemas. Sin embargo considero mas importante hacer un especial hincapié en la calidad de comunicación para evitar caer en discursos vacíos, malos entendidos, discusiones constantes, conversaciones recurrentes, aturdimiento, agobio, etc..

Posibles soluciones:
Buscar los principios de una comunicación saludable que salvo matices debe basarse en:
La fluidez.
No tabús.
La búsqueda de entendimiento
La búsqueda temprana de resolución de conflictos.
Incluir escucha activa.
Verbalizar emociones.
Profundizar y buscar la raíz de los asuntos y los posibles conflictos.
La reflexión sin afectar a la naturalidad.
La expresión positiva.
El respeto, educación.
Empatía (Ponerse en el lugar del otro).
Apelar al sentido del humor moderadamente.
Con singularidad o única entre vosotros.
Etc..
Muchas veces una mala comunicación no tiene que ver tanto con la falta de voluntad para hacerlo “bien” o torpeza comunicativa, por lo que la ayuda externa profesional que facilite el encuentro de los “porqués” y sus remedios puede hacerse imprescindible.

2. Monotonía, aburrimiento, tedio.

Lo que antes resultaba novedoso con el tiempo puede convertirse en rutina. Esta es una situación que no tiene porque generar desgaste en la vida en pareja a no ser que en vez de provocar seguridad y tranquilidad ocasione aburrimiento y tedio.

Posibles soluciones:
Crear nuevos planes, intentar sorprender y/o descolocar a tu pareja, hacer cosas divertidas, etc…
Intentar tener algunos espacios diferenciados que os permitan poder echaros de menos y así tener cosas nuevas y diferentes que poder contaros. Muestra interés y agrado por exponer en común con tu pareja aquellos gustos y parcelas que son diferentes a los tuyos.

3. Bajada del deseo sexual y de relaciones íntimas.

Es común que a partir del primer año de convivencia la intensidad de las relaciones sexuales aminoren, puede considerarse esto una situación de desgaste si ello lleva acarreado algún tipo de malestar por alguno de los miembros o si la intensidad en las relaciones bajase de un promedio de 2/3 veces por semana sin que exista alguna explicación razonable que lo justifique.

Posibles soluciones:
Fomenta el deseo de tu pareja, hazte desear, cuida tu imagen física, busca maneras para re-seducir, introduce novedades.
“Hazte desear” también implica cultivar un carácter afable, sentido del humor, atenciones, cuidados, cercanía, etc..
Habla del tema con tu pareja, sin tabús y evitando reproches.

Consulta a un especialista.

4. Tu pareja, tu o ambos os comportáis de forma egoísta.

Puede presentarse esta situación en mayor medida cuando la pareja ya está afianzada por lo que los “esfuerzos” en pensar por el otro miembro, complacer o seducir no se consideran ya necesarios para mantener la relación.

También es común que alguno o ambos miembros priorice sus relaciones familiares, con amigos, trabajo, etc.. a las de su relación por lo que la pareja pasa a un segundo plano.

Posibles soluciones:
Principalmente a través de la comunicación en primera persona haciendo un ejercicio de empatía y evitando el reproche.

5. Uno de los miembros es totalmnente complaciente. (pasivo).

Muchas veces por evitar conflictos, falta de carácter o simplemente por complacer en todo a la pareja, uno de los miembros se convierte en el ejecutor de los deseos del otro, anulando sus intereses propios y criterios a la hora de tomar decisiones en común. Lo que en un principio podría resultar cómodo o incluso adulador a la larga es aburrido e ingratificante ya que una parte de la pareja pierde parte de su personalidad y la otra realmente no recibe ningún aporte o enriquecimiento personal.

Posibles soluciones:
Cómo siempre el intento de comunicación profunda sobre el tema y la búsqueda de una relación mas equidistante sería la base.
Detrás de estos roles, cuando son acentuados y extensos en el tiempo, tienen que ver mas con patologías de personalidad o problemas de autoestima. La mejor solución llegados a este punto sería poneros en manos de un terapeuta.

6. Crisis mal resueltas del pasado.

Las crisis mal resueltas pueden provocar por ejemplo que un pequeño acontecimiento del presente cotidiano desencadene en una reacción exagerada, intolerante, etc.. ya que puede reactivar un saco de reproches generado por la mala resolución de crisis anteriores. Estas situaciones ocasionan un fuerte malestar y desgaste en la relación.

Posibles soluciones:
A través de la comunicación profunda y sana. Intentando ser lo mas reflexivo posible.
Aprender a no pasar páginas en falso en las futuras crisis de pareja.

Aprende que la solución a los problemas de pareja no puede basarse en “poner parches”  porque tarde o temprano acaban rompiéndose y por ende desgastando la relación a medio o largo plazo.

Aceptar el perdón o rectificación de una manera sincera. Etc..

7. No apoyas a tu pareja o no te sientes apoyado.

Ante acontecimientos externos adversos o que producen una necesidad de refuerzo uno de los miembros o ambos no lo ofrece. Por ejemplo ante una crisis en el terreno laboral sientes mas presión por parte de tu pareja en vez de apoyo o incluso en situaciones sociales alguno de los miembros deja al otro en evidencia.

Posibles soluciones:
Por medio de la comunicación profunda y reflexiva.

Esta situación sostenida en el tiempo y si es evidente suele llevar aparejado algún componente psicológico anómalo por lo que de ser así lo mas recomendable es la consulta con algún especialista.

8. Cada uno de los miembros ha tenido un desarrollo vital y personal diferente.

Esta situación puede producir desgaste en la pareja si los roles que se establecen a partir de un desarrollo desigual no lleva aparejado una unión y un nuevo ajuste en la relación. Si esto no se produce normalmente genera distancia, poca vida en común, desigualdad, etc..

Posibles soluciones:
Búsqueda para compartir puntos en común.
Acercamiento, intercambio de los dos estilos diferentes de vida y/o personalidad para ponerlos en común.

9.Relación controladora y absorbente.

El que controla y absorbe lo hace porque con o sin razón objetiva, tiene bases para la desconfianza hacia su pareja aunque generalmente la justificación es simplemente por variables de personalidad. Cuando esto ocurre el miembro controlado y absorbido necesitará válvulas de escape ajenas al control de su pareja, por lo que tendrá mayor probabilidad en desencadenar ciertos tipos de neurosis, abuso de sustancias, infidelidades, etc..

Posibles soluciones:
Normalmente estas circunstancias se dan aparejados de problemas con la autoestima de los miembros y muchas veces de dificultades mas profundos e inconscientes por lo que lo mas recomendable, si no es un acontecimiento puntual, es acudir a un especialista. Es muy común que el controlador evite confrontar sus problemas y su vida con la escusa de controlar a su pareja y el controlado rellena su bajo ego por sentirse tan importante.
La comunicación profunda, reflexiva y sana siempre es primordial para la resolución de cualquier situación que produce malestar en la relación.

_____________________________

Cómo posible solución a cada una de las situaciones enumeradas siempre puede contemplarse la disolución de la pareja que no he mencionado ya que para ello dedicaré próximamente un artículo aparte, igualmente lo haré con el tema de la infidelidad (como situación de desgaste).

Si te ha gustado o te interesa enriquecer el artículo no dudes en dejar un comentario o compartirlo en tus redes sociales.

Anuncios

¿Mi pareja tiene tendencia a ser infiel?

infidelidadPara saber si tu pareja  tiene tendencia a ser infiel lo mas importante es que partas de un análisis personal y situacional.  En este artículo tan sólo voy a  ofrecer unas pinceladas que te pueden guiar o hacer meditar sobre que cuestiones predisponen a esa tendencia.

Mi análisis lo he dividido en tres factores, cada uno de ellos enumerando rasgos que aumentan la probabilidad a ser infiel:

1. Historia de vida y experiencias previas:

–  En el entorno familiar y social cercano se ha vivido la infidelidad.

–  Con sus antiguas parejas ha sido o le han sido infiel .

–  Ha sufrido infidelidades y/o abandonos afectivos en su entorno familiar o entre amigos. (Ej. abandono del padre por otro hermano/a o por cualquier otra circunstancia, etc..)

–  Tiene experiencias de falta de lealtad entre sus grupos de pertenecía. (Ej. Incumplimiento de palabras, no haber sido defendido o no defender a un amigo o hermano ante un ataque, bullyng escolar, etc..).

– No tiene relaciones de compromiso y afectivas estables con su entorno social.

– Ha entendido que la fidelidad tiene un fin. Por ejemplo soy fiel con papá destacando en los estudios y así me querrá.  De esta forma se aprende que ser fiel  tiene un coste y que el amor es condicionado por lo que lo mas probable es que se obtenga antipatía a la fidelidad y no creencia en el amor.

– Ha vivido en entornos hipercontroladores en su ámbito familiar y/o con antiguas parejas, por lo cual aprendió que mentir o ser infiel le ofrecía control personal y poder.

– Su familia o ex-parejas sospechaban que engañaba o que era infiel. Por lo que aprendió que engañar o no ser leal ya no suponía ningún coste para el presente o el futuro.

– Etc……

2. Estilos de personalidad.

– Inmadurez emocional, falta de autoestima, inseguridad, antisocial, falta de integración social. etc…

– Basa su autoestima en el agrado o deseo que pueda despertar en los demás. Paradójicamente una persona con evidentes encantos físicos y personales tiene menos tendencia a ser infiel ya que no necesita su reafirmación.

– Se identifican, valoran o suelen justificar a quien es infiel en su entorno.

– Viven su intimidad, incluso su sexualidad de manera superficial e intrascendente.

– Impulsividad, baja tolerancia a la frustracción, etc..

– Consumo de drogas.

– Etc….

3. Conducta actual.

Me he centrado en los cambios típicos que se producen en la pareja una vez que comienza la infidelidad que aparentemente no tienen explicación.

– Incomprensiblemente tu pareja se vuelve mas atenta. (Ej. mas complaciente,  sumiso, compra regalos, etc..).

– Muestra cambios en el comportamiento con el móvil, correo, etc..

– Los celos hacia ti aumentan.

– Relativiza u olvida ciertos reproches o demandas que antes tenía.

– La actividad sexual cambia. Normalmente relacionado con la renovación de tipos de juegos, variación en la cantidad y en la carga emocional.

– Se centra mas en su imagen y está mas pendiente de la valoración que hacen los demás incluido tu mism@.

– Cambios repentinos de humor que antes no tenía en igual manera, normalmente se acompaña la irascibilidad con un prematuro arrepentimiento.

-Etc…

La aparición de uno o hasta todos los cambios en tu pareja no tiene porque significar que se esté produciendo una infidelidad. Si lo sospechas siempre es mas recomendable hablar y aclarar la realidad que vivir en la eterna sospecha.

Compártelo en redes sociales si te ha gustado o deja un comentario para enriquecer el artículo. Gracias.

A %d blogueros les gusta esto: