¿Puede haber secretos en relaciones de pareja saludables?

BeFunky_secretos de pareja.jpg¿Debo contarle todo a mi pareja? Si decido ocultar algo.. ¿Pasará factura en mi relación? ¿Traicionaría la confianza si tengo secretos? Etc..

Sólo tu mismo, teniendo en cuenta tus variables intimas y de personalidad y el tipo de relación de pareja que has establecido, puedes determinar si es conveniente tener algún secreto con tu pareja o no.

Para que puedas dar respuesta a todas las preguntas enumeradas, lo primero que tienes que hacer es analizar la significación personal que otorgas tu al secreto, hacia tu propia honestidad y a la de tu pareja. Además es importante que entiendas claramente el porqué te planteas mantener algún ocultamiento  y que objetivos cumpliría.

Te voy a presentar una guía de “principios” que junto con tu reflexión personal pueda ayudarte a determinar si es conveniente mantener algún secreto con tu pareja dentro de una relación saludable.

1. Un secreto puntual puede darse si se enmarca en un contexto de pareja donde la base es la confianza, honestidad y la buena comunicación.

2. Un secreto puede ser adecuado sólo si se trata de algo no trascendental a tu propia vida o a la  de tu pareja.

3. Un secreto aislado no suele ser problemático si existe mucha complicidad y cercanía en la pareja.

4. Un secreto puede ser oportuno si el objetivo es proteger a tu pareja de un daño evitable.

5. Un secreto es lógico si pretendes preservar un rincón de tu intimidad que no repercute a tu pareja.

6. Un secreto es oportuno si tu pareja te ha expresado que no quiere saber sobre ese tema.

7. Un secreto es correcto si es tratado de forma natural. Es decir que no genera conflicto, que no provoca concatenación de ocultamientos, que no dificulta la comunicación ni crea temas tabús y que además la pareja pudiera saber que existe sin que ello afecte negativamente a la relación.

8. Un secreto es razonable si únicamente concierne a alguien o algo ajeno a tu pareja (Ej. Un secreto personal que te confía un amigo o un familiar).

Cómo norma general las parejas estables y duraderas tienen algún que otro secretillo, siendo incluso esto un marcador que indica buena calidad en la relación.

Si te ha parecido interesante comparte en redes sociales o deja tu comentario para enriquecer el artículo.

Cómo contar a mis hijos que la familia pasa por apuros económicos

Familia.

La realidad social española hace que cada vez mas familias tengan que verse en la situación de pasar por apuros económicos con los que antes no contaban y una de las preguntas mas frecuentes que los padres se hacen es saber cómo llevar esa situación frente a sus hijos, encontrándose normalmente ante la disyuntiva de hacerles conocedores de la situación, maquillarla o incluso ocultarla para proteger a los niños.

Pero ¿Deben saber los pequeños de la casa que me he quedado en paro, que no llegamos a fin de mes, etc..? ¿No sería mejor protegerlos? ¿A partir de que edad pueden saberlo? Etc..

En este artículo intentaré resolver tus dudas estableciendo primeramente para ello una edad de corte aproximada  de 7 años, para después argumentar porqué, cómo y para qué a partir de esa edad si deben ser conocedores y partícipes de la situación de crisis económica familiar.

Antes de los 7 años.

Los niños no van a ser capaces de entender la situación, se hayan aún en un mundo egocéntrico, por lo que lo idóneo sería no contárselo e intentan proteger y minimizar las consecuencias que para ellos pudiera tener la nueva situación.

Después de los 7 años.

  • Porqué contarlo.
  1. El niño a partir de esta edad se vuelve cada vez mas sociocéntrico, se interesa y va captando los diferentes sentimientos, ideas,etc.. de los que tienen a su alrededor. Inevitablemente verá la televisión, captará las realidades de su entorno familiar y social y de alguna manera también percibirá cualquier cambio en el clima familiar.
  2. Cómo ser social que ya es tu hijo, la pertenencia al grupo, dotarle de información (siempre adaptada a su nivel de entendimiento), rol, participación, etc..es una necesidad y parte de su desarrollo evolutivo.
  3. Porque si falseas la realidad o la ocultas puedes estar transmitiendo involuntariamente  a tu hijo desconfianza, irresponsabilidad, sobreprotección e inmadurez.
  4. Porque ocultarlo y ser intuido o descubierto puede ser interpretado cómo un hecho mas grave que no tiene solución y que no hay nada que se pueda hacer para  salir de ello.
  • Cómo contarlo.
  1. Con naturalidad, afecto y sin complejos.
  2. Transmitiendo que la situación tiene salida y que para ello se necesitará la colaboración de todos los miembros, cada uno desde su rol.
  3. Compensando los ajustes económicos familiares con mayor afecto, cohesión, pasando mayor tiempo juntos, transmitiendo valores, etc..
  4. No dramatizando ni cayendo en pesimismos. Enseñar a relativizar con responsabilidad y que de los problemas se sale normalmente pasando a la acción y cohesionados.
  5. Que es una realidad social. Explicando que muchas familias están peor  y que muchas otras se encuentran  mejor situación. Es importante hacer hincapié y enseñar a valorar lo que el niño tiene, incluyendo salud, familia y amor.
  6. Evitando estigmatizaciones y neurosis sociales adultas. Para ello tendrás que aprender a discernir tu antes que es una realidad mas o menos objetiva  y que es una neurosis colectiva de tu entorno social  y que tu probablemente puedas creer. Por ejemplo si tu hijo que antes iba al comedor y ahora tiene que llevar un tupper con comida preparada de casa o en vez de llevar un polo de una determinada marca ahora tiene que llevarlo de marca “blanca”.  Si le transmites que eso es mas cutre o peor además de ser incierto le contaminas de neuras adultas carentes de veracidad para la realidad de tu hijo
  7. Siendo consecuente con lo que has contado. No caer en incongruencias, si existe un problema económico el cambio de hábitos y la vida de todos los miembros debe de ser ajustada a la situación.

Qué beneficios tiene contarlo adecuadamente.

  1. Favorecerás a tu hijo su capacidad de adaptación (íntimamente relacionado con la inteligencia).
  2. Le dotarás de mayor fortaleza, porque aprenderá  vivencialmente que con esfuerzo, cohesión, poniendo a prueba sus recursos personales es cómo se sale de situaciones críticas. Así evitarás que en un futuro se pueda convertir en un joven de cristal con una falsa apariencia de fuerte. (Prototipo muy común en la sociedad actual).
  3. Es una oportunidad para educar a tu hijo en base a límites adecuados y en el marco de la realidad , que en futuro le sirva para construir su base de autoestima, seguridad, creatividad, autonomía, libertad y capacitarle para tener normas y reglas bien incorporadas que le permitan relacionarte adecuadamente con su entorno.
  4. Favorecerás la comunicación y cohesión  de tu familia.

Por favor si te ha gustado este artículo compártelo en tu red social favorita y si tienes alguna pregunta o quieres aportar algo, no lo dudes y deja un comentario, gracias.

A %d blogueros les gusta esto: