¿CÚANDO EMPEZARÁ DE VERDAD EL OTOÑO? PROBABLEMENTE LA SEGUNDA QUINCENA DE OCTUBRE.

Este fin de semana hemos tenido un anticipo del otoño. Si bien el otoño astronómico comenzó este año en el hemisferio norte el día 23 de septiembre, no podemos decir lo mismo del otoño meteorológico.

En la Península Ibérica, prácticamente sin interrupción, y desde el mes de agosto hasta ahora, hemos tenido una situación meteorológica dominada por temperaturas más altas de lo habitual y escasez de precipitaciones, esta última más acusada en las últimas semanas. La culpable de esta situación es la intensidad y duración de la dorsal africana.

¿Qué es la dorsal africana?
Es una situación meteorológica por la cual se produce en la Península Ibérica una irrupción de aire cálido, que proviene del Sahara noroccidental, en las capas altas, medias y bajas de la atmósfera. El aire cálido en capas altas atmosféricas indica estabilidad, ausencia de nubes y, por tanto, ausencia de precipitación. Por otro lado el aire cálido en capas bajas de la atmósfera significa simplemente calor.

Las últimas semanas se han caracterizado, en la Península Ibérica, por la presencia de esta dorsal. Hemos tenido temperaturas muy elevadas para la época del año en que nos encontramos y no se han producido precipitaciones.

Este último fin de semana las temperaturas han bajado considerablemente. Sin embargo, la dorsal africana volverá a aparecer a mediados de la semana que viene, de tal forma que podrán alcanzarse los 30 grados en amplias zonas del interior peninsular.

Pero parece que se empieza a intuir el final de la dorsal. Es verdad que, en meteorología, es muy aventurado hacer una predicción para un plazo superior a una semana. A día de hoy es imposible saber qué tiempo hará dentro de 10 días. Sin embargo si se pueden intentar predecir tendencias. De la atenta observación de las últimas salidas de los modelos meteorológicos, se intuye una fecha aproximada de caducidad de la dorsal africana. Esta fecha se producirá entre los días 17-20 de Octubre. Me aventuro a decir que a partir de esos días habrá un cambio de patrón meteorológico que implicará un descenso acusado de temperaturas de forma que se situarán en niveles más propios de estas fechas. La muerte de la dorsal también dará lugar al inicio de las precipitaciones, que serán muy bienvenidas por el campo.

Os deseo a tod@s que tengais un bonito otoño.

(Alberto Morales)

Anuncios

Ola de calor

Parecía que este verano nos íbamos a librar de olas de calor, pero, al final, parece que no va a ser así.

Los modelos meteorológicos ECMWF y GFS, los más fiables, vienen pronosticando salida tras salida, para el fin de semana que viene, una ola de calor que nos llega desde el extremo occidental del desierto del Sahara.

Adjunto mapas de temperatura teórica en atmósfera libre a 1.520 metros de altitud sobre el nivel del mar, previstos para las 0 horas solares, es decir las 2 de la madrugada de las noches del viernes al sábado, y del sábado al domingo. Como podemos observar, en la vertical de Madrid, a 1.520 metros de altitud, a esa hora tendremos una isoterma de 25-26 grados centígrados, valores bastante elevados para esa altitud.

El modelo ECMWF limita la duración de la ola de calor a no más de 3 días. Sin embargo el modelo GFS pronostica una duración mayor. A estas fechas es muy difícil saber la duración, puesto que a más de 1 semana las previsiones tienen poca validez.

Personalmente, creo que el fin de semana que viene será muy caluroso en gran parte de la península ibérica.

Calor extremo.

Al final ayer la temperatura subió hasta los 52.8 º C en Mitribah (Kuwait). Seguramente sea la temperatura más alta que se alcanzará en el año 2011 en todo el planeta. aún así todavía está lejos del record mundial de temperatura máxima.

En la Tierra existen muchos lugares abrasadores, pero no se suelen tener registros disponibles de las temperaturas en muchas ocasiones. El record mundial de temperatura documentado pertenece a la estación meteorológica de Al’Aziziyan (Azizia), en Libia, el 13 de Septiembre de 1922 con 57.3 grados a la sombra.En Libia existe un viento seco e infernal llamado “ghibli”, que puede elevar en pocas horas las temperaturas a más de 50 grados.La temperatura no se recoge en la superficie, donde a veces llega a los 66 grados, sino que suele registrarse en la caja meteorológica que se encuentra a 1,6 metros de la superficie y por supuesto, está cubierta de la exposición directa del Sol.

Otros records documentados de altas temperaturas, fueron los 43 días a más de 48 grados que tuvieron en Valle de la Muerte, California, en el periodo que va desde el 6 de Julio al 17 de Agosto de 1917. En este Valle de la Muerte se recoge el segundo lugar con record de temperatura, que ocurrió el 10 de Julio de 1913 con 56,7 grados.

El libro de los Records Guiness, nos otorga a España unos 51 grados de temperatura registrados en Sevilla el 30 de julio de 1876. Aunque en realidad este dato es erróneo, ya que se tomó en una garita en malas condiciones, situada en la cúpula de la iglesia de la Anunciación, sin respetar los estándares de la OMM.

Las zonas más cálidas de la Tierra, donde todos los veranos se alcanzan los 50 grados a la sombra se corresponden con unas zonas situadas alrededor del Trópico de Cáncer en el Hemisferio Norte: Pakistán, paises cercanos al golfo Pérsico (Kuwait, Irán, Iraq, Arabia Saudi, Omán), desierto del Sahara. Por otro lado está el Valle de la Muerte, en latitudes superiores, pero con una altitudes por debajo del nivel del mar y rodeado por cadenas montañosas, que lo convierten en una “sartén”.

Por. mi amigo Alberto.

A %d blogueros les gusta esto: