Consejos para tener una relación de pareja saludable.

amor

La intencionalidad de este artículo es el ofrecer los secretos en los que se tiene que basar tu relación de pareja para que sea plenamente saludable, haciendo para ello un análisis a tres niveles:

1º a nivel de tu vida relacional,
2º a nivel de reflexión sobre ti mism@ y
3º a nivel sobre el comportamiento de tu pareja.

Pretende cumplir los siguientes objetivos:

1. Saber identificar y analizar, basado siempre en el criterio de realidad, si tu relación de pareja es normal y saludable.
2. Reconocer la base y las prácticas de una relación saludable, que ayude a prevenir y a solventar posibles patologías. (Dependencia, celotipias, maltrato, tedio, mitomanías, etc..)
3. Ampliar tu autoconocimieto analizando tu vida en pareja.
4. Aprender a crear una guía personalizada, teniendo en cuenta tus variables de personalidad y tu contexto, sobre cómo establecer una relación de pareja saludable.

Presentar este artículo sin incluir tu reflexión y análisis de situación, sería caer en un reduccionismo y en una lectura prácticamente vacía a no ser que tu objetivo sea únicamente la de curiosear.

Las 12 claves de una relación saludable:

1º nivel: Análisis de tu vida relacional.

1. Comunicación saludable: Este es el aspecto del que mas se ha escrito y del que mas se suele hablar. Es probablemente uno de los mas importantes y evidentes. Salvo matizes debe basarse en:

    • La fluidez.
    • No tabús.
    • La búsqueda de entendimiento
    • La búsqueda temprana de resolución de conflictos.
    • Incluir escucha activa.
    • Verbalizar emociones.
    • Profundizar y buscar la raíz de los asuntos y los posibles conflictos.
    • La reflexión sin afectar a la naturalidad.
    • La expresión positiva.
    • El respeto, educación.
    • Empatía (Ponerse en el lugar del otro).
    • Apelar al sentido del humor moderadamente.
    • Con singularidad o única entre vosotros.
    • Etc..

2. Sexo o comunicación íntima satisfactoria: Las caricias, las conversaciones de cama, etc.. y por supuesto el acto sexual en sí, confieren todo lo que denomino comunicación intima de pareja, siendo esta normalmente la mas sensible a los cambios y a la evolución de tu relación. Lo importante en este aspecto es que te sientas desead@ y con deseo. Para que perdure en el tiempo es conveniente que os predisponga a cuidar vuestra imagen, higiene personal, potenciar vuestros atractivos de personalidad, etc.. y reinventarse antes de llegar a la monotonía. Cuando las relaciones sexuales son inferiores a 2 o 3 veces por semana, sin un motivo que pueda justificarlo, es el momento de reflexionar sobre ello y empezar a tomar medidas preventivas.

3. Proyectos e intereses en común: Desear compartir intereses, experiencias, proyectos, etc.. recíprocamente y desde la libertad. Lo saludable es sentir que estáis en continuo desarrollo tanto en vuestras relación cómo individualmente.

4. Relación íntima pero abierta socialmente: Es decir la pareja es pública y sociable y además cada miembro mantiene y sigue potenciando sus relaciones familiares y sociales incluso conservando ciertas parcelas ajenas; aunque nunca ocultas a tu pareja. Es muy saludable que tú y tu pareja propiciéis las relaciones afectivas y enriquecedoras de vuestro compañer@.

5. Vuestra relación y vuestra pareja es motivo de orgullo y admiración para ambos: Sin que ello signifique poder ver los errores e imperfecciones que aceptas y respetas y que incluso puedas considerar entrañables o atractivas.

6. Los miembros de la pareja están al mismo nivel: No existe una relación de superioridad, ni uno de los miembros es el ayudado (inferior) y el otro es el que ayuda (superior), etc..

7. Sabeis resolver vuestras crisis: Esto implica por parte de ambos, cuando la situación lo requiera, poder ser flexible, tener cierto grado de madurez, tener capacidad de enmienda, saber reflexionar, perdonar, intentar encontrar la reconciliación, saber ceder, profundizar, aceptar críticas, etc.. y no crear un futuro que incluya reproches del pasado que no se resolvieron.

8. Celos saludables: Lo que supone poder sentir o hacer sentir cierto grado de celos controlados y que ello signifique tratar de intensificar vuestra relación, esforzaros por mantener vuestra chispa y no una desconfianza exagerada

2º nivel: Análisis de tu vida y de ti mismo.

9. Te sientes mejor contigo mism@ ahora que antes de comenzar la relación: Es importante que tu autoestima sea igual o mayor, sigas evaluandote individualmente, tengas un rol en pareja y fuera de ella, que tu relación incentive al enriquecimiento y a la ampliación de tu vida, etc.. es decir que tu relación te haga crecer y sientas el apoyo hacia tu autorealización. Eres autónom@ y tu relación favorece que lo sigas siéndo aportándote seguridad, compañía y amor a tu vida.

10. Tu relación la consideras importante: Te ocupas por mantenerla, desarrollarla, te enriquece, etc.. porque está basada en el amor, en la libertad y en el respeto y no en la obsesión, necesidad o dependencia.

3ª nivel: Análisis de tu pareja.

11. Tu pareja se relaciona con su entorno con la responsabilidad, respeto y forma cómo te gusta que lo haga contigo: Al principio de la relación la mejor forma de intuir y poder prever cómo será el comportamiento contigo y que estilo de relación podrás crear con el/ella, será a través del análisis del comportamiento que tu pareja tiene con sus familiares, amigos, compañeros, etc… Que estilo de afrontamiento tiene ante la adversidad, los conflictos, las responsabildades, etc..

12. Tu pareja empatiza contigo, respeta que seas diferente a él/ella y no pretende cambiarte: Dos puntos diferentes de vista puede significar un enriquecimiento, un trato de convencimiento, una búsqueda de conciliación o incluso puntualmente una disputa pero nunca una lucha por anularla otra forma de ver.

No dudes en dejar un comentario para enriquecer el artículo.

A %d blogueros les gusta esto: