Nuevo recurso terapéutico en Madrid de ayuda a personas y a familias con dificultades emocionales y/o sociales. #ATV

Logotipo ATVGracias a la labor de D. Pedro García Aguado en el programa reality show “Hermano Mayor“, la población española se ha acercado, sin saberlo, al trabajo del acompañante Terapéutico. A pesar de ciertas parafernalias, artificialidades y sobreactuaciones televisivas de “hermano mayor” puede considerarse una forma singular de acompañamiento terapéutico.

ATV (Acompañamiento Terapéutico Vinculante) se trata de un tipo de intervención psico-social alejado de los clichés de la terapia institucional clásica, aunque comparte los mismos objetivos terapéuticos.  A pesar de ser aún poco conocida en España, está muy arraigada en países tales como Argentina o Uruguay, siendo incluso una carrera universitaria. Su origen se remonta desde el final de la Segunda Guerra Mundial, junto a la práctica de una psiquiatría moderna, el surgimiento de hospitales de día mentales y movimientos psico-sociales de desinstitucionalización.

El Acompañamiento Terapéutico Vinculante (ATV) se puede definir principalmente por la forma en la que realiza su intervención, que tal y como su propio nombre indica, se desarrolla a través del acompañamiento al paciente en sus espacios cotidianos (en su contexto, familiar, laboral, educativo, etc.) y su  finalidad es la de guiar, apoyar, promover la salud y la integración social y/o educativa.

ATV se destina a la ayuda de pacientes y familiares en la que exista algún problema mental, se encuentren en alguna circunstancia de crisis o estén atravesando alguna etapa vital crítica y que requieran de un abordaje externo o de mediación.

ATV (Acompañamiento Terapéutico Vinculante) tiene ciertas singularidades o mas bien protocolos de actuación concretos, derivados de la experiencia, revisión teórica, y el contexto filosófico asistencial en España. El encuadre particular se basa principalmente en las siguientes premisas:

  1. Los acompañamientos se hacen siempre bajo supervisión cercana y reglada por un profesional de la salud. El trabajo del acompañante terapéutico, al intervenir en el área de la cotidianidad, experiencia conjunta, muy cercana y subjetiva con el paciente, se hace imprescindible una supervisión profesional que dote de sentido terapéutico y pueda esclarecer y trabajar el desarrollo de la terapia.
  2. Siempre se harán si el paciente sigue un tratamiento clínico (Requisito). Y un objetivo clave es complementar, extender y fomentar la  adhesión al tratamiento de referencia clínica.
  3. Coordinar e informar al tratante para seguir mismos hilos y promover la adherencia a su tratamiento de referencia.
  4. Los acompañantes terapéuticos son figuras clínicas pero sin hacer uso de instrumentos y herramientas propias de la psicoterapia clínica.
  5. El acompañante terapéutico deberán tener fuertes habilidades para poder crear y manejar una relación vincular cuya misión de establecimiento va a ser la herramienta principal de ayuda al paciente.

Además del recurso en si mismo, ATV cuenta con la colaboración de un médico-psiquiatra que cuando la ocasión lo requiere realiza evaluaciones neurológicas y visitas a domicilio.

  

 Logotipo ATV

Miguel Ángel Ruiz.

Acompañamiento Terapéutico Vinculante ATV.

______________________________________________________________

Teléfono Móvil:         646812203

Email:        atvinculantemadrid@gmail.com

Web:          http://acompanamientoterapeuticovinculante.wordpress.com

Dirección:   C/ Luchana 4 2ª planta 28010 Madrid.

Twitter:       https://twitter.com/ATVmadrid

Facebook:    https://www.facebook.com/ATVmadrid

________________________________________________________________

Acompañamiento Terapéutico Vinculante (ATV) en el caso de Luisa Esquizofrenia paranoide

Luisa y su gemela

Luisa y su gemela

Esta historia está basada en hechos reales. Sus nombres y sus contextos han sido modificados para evitar la identificación de los participantes de la historia.

Luisa y Elvira son dos hermanas monocigóticas que comparten el 100% de sus genes. Es decir, eran idénticas a su nacimiento. Su padre murió cuando ellas tenían 4 años y no tenían mas hermanos. Vivían en una pequeña casa de dos habitaciones en el barrio de Vallecas de Madrid. Convivían con su madre, funcionaria administrativa del grupo C y su abuela materna, pensionista y con dedicación plena en el hogar y cuidado de sus nietas.

A pesar de ser gemelas univitelinas y no hacer ningún tipo de distinción entre ellas, al menos de forma aparente, ya que por ejemplo vestían igual, iban a la misma clase, tenían las mismas actividades, etc..  Luisa siempre aparentó tener un carácter algo mas dominante y extravertido que Elvira. Por ejemplo, cuando se les hacía una pregunta era Luisa la que normalmente contestaba y con el paso de los años se convirtió en una relación entre ambas donde Elvira era la chica sumisa, tímida y protegida y Luisa la dominante, rebelde y protectora, eso sí siempre inseparables.

Su desarrollo evolutivo hasta los 15-16 años fue mas o menos normal, pero a partir de esa edad la familia empezó a notar cómo Elvira estaba cada día mas pegada a su hermana escandalosamente, la sentían temerosa del mundo y contando sus secretos únicamente a Luisa. Nadie podía entender porqué cada día estaba mas asustada, callada, con miedos y ciertas “manías” aparentemente sin sentido. Ninguna de las dos hermanas habían sido buenas estudiantes, pero en este año  (cuando cursaban 4ª de la ESO), los profesores notaron un detrimento significativo en su rendimiento escolar aparejado a un aislamiento social. Ese fue el motivo por lo que el psicólogo del colegio evaluó por primera vez la problemática de las gemelas. Tras una serie de entrevistas de forma individual y conjunta y pasados los protocolizados test habituales, el psicólogo habló con la madre para transmitirle los siguientes puntos:

1. Recomendación para Elvira de psicoterapia a nivel ambulatorio una vez por semana. Ante su impresión diagnóstica de Fobia Social.

2. Separación de las hermanas en diferentes clases. Ya que se entendía que Elvira dependía demasiado de su hermana Luisa lo que hacía arrastrar a esta al aislamiento social y a la bajada del rendimiento escolar.

3. Recomendación familiar de distinguir y separar a las hermanas para que cada una de ellas pudiese tener un espacio para su desarrollo personal diferenciado.

Tales recomendaciones se llevaron a rajatabla por parte de la familia, sin embargo fue tarea imposible separar a las hermanas también en casa, en primer lugar por falta de espacio e incapacidad organizativa y en segundo lugar por la unión y dependencia tan fuerte que tenían entre ambas, cuando incluso tenían un lenguaje secreto inventado por ellas para hablar sin que nadie las pudiese entender y  tener así una intimidad absoluta.

A los dos meses del comienzo de la psicoterapia de Elvira con su psicólogo, se la derivó a un psiquiatra para que pudiera ponerle medicación, había confesado a su psicólogo que guardaba un secreto desde hacía ya mas de un año, que escuchaba voces que insultaban a ella y a su hermana. Después de hacer un buen diagnóstico y ajustarle la medicación, Elvira pasó a simultanear el tratamiento ambulatorio con un programa de terapias de grupos y talleres en un centro de día recomendado por la asociación  FEMASAM (Federación Madrileña de Asociaciones Pro Salud Mental).

Luisa pasó a ser la hermana “sana”. Estaba, como de costumbre, muy pegada a Elvira para protegerla y apoyarla, sin embargo Luisa parecía  que iba distanciándose cada vez mas de su hermana. Tenía mejor aspecto físico, era mas rápida mentalmente, mas extravertida, divertida y resolutiva. Lo que nadie sabía era que Luisa estaba sintiendo los mismos síntomas que su hermana, empezó también a oír voces. Confesarlo significaba pasar a ser débil y enferma, como lo era su hermana, además probablemente significaría tener que asistir a terapias, tomar medicación y dejar el rol de hermana mayor protectora.

Para ir soportando la presión que le provocaba los síntomas, la no confesión y su rol familiar no lícito, Luisa buscaba la hiperactividad, salía siempre que podía por las noches, tomaba cantidades ingentes de café y excitantes, fumaba dos cajetillas al día y se dio a un estilo de vida impulsivo y evitativo y abandonó totalmente los estudios. A los 19 años acabó acudiendo a psicoterapia por padecer aparentemente un cuadro de ansiedad generalizada así cómo un trastorno de personalidad sin especificar. Así fueron pasando los años o mas bien sorteando sus dificultades sin tomar medidas y sin confesar a nadie, ni tan siquiera a su hermana, sus voces e ideas extrañas que cada día mas le inundaban su pensamiento.

Cuando Luisa y Elvira tenían 24 años de edad, los roles cambiaron totalmente. Luisa había hecho frente a su enfermedad y se había dejado ayudar. Tenía una vida ordenada y normalizada, trabajaba de dependienta en una pequeña tienda de artesanía y había iniciado una relación con un chico. Sin embargo Luisa no había avanzado nada desde su adolescencia, carecía de profesión, los novios no solían durarle mas de un mes y sus síntomas eran cada vez mas agudos. Al ver a su hermana cada vez mas distante y haber perdido totalmente el rol de protectora, empezó a vivir toda la vida de su hermana como algo odioso. Empezó a generar delirios de perjuicio contra el novio y jefe de Elvira, pensaba que estaban cautivando a su hermana para acercarse realmente a ella y hacerle daño. Debido a su impulsividad e incapacidad de planificación, tan sólo se dedicó a insultarles, salir corriendo cuando los veía y a intentar prohibir que su hermana fuese al trabajo o saliese con su novio mediante argumentos pueriles o puntualmente con agresividad que cada vez iba a mas, hecho que provocó un ingreso hospitalario en una unidad psiquiátrica de agudos.

Luisa estuvo ingresada durante 2 meses. Confesó allí todos sus síntomas y se le dio el alta una vez que estuvo estabilizada y con un plan de contención extrahospitalaria. Su plan terapéutico consistía en un seguimiento psicofarmacológico, psicoterapia grupal, grupo de habilidades sociales y Acompañamiento Terapéutico.

Intervención y desarrollo de ATV (Acompañamiento Terapéutico Vinculante).

Para la óptima evaluación del caso de Luisa se entendió que era esencial la realización de una historia clínica exhaustiva y extensa, ya que entendíamos que faltaban muchos datos evolutivos y de sintomatología de Luisa que eran pertinentes conocer para encajar adecuadamente el caso. La relación simbiótica con su hermana había hecho empañar su identidad y no nos dejaba ver con claridad cual había sido su desarrollo personal real. Una vez realizadas las entrevistas con Luisa, sus familiares y coordinado el trabajo con el resto de profesionales que atendían a Luisa se le asignó un Acompañante Terapéutico idóneo para ella. Se trataba de Verónica, una trabajadora social de 36 años y con experiencia extensa con pacientes con enfermedad mental. Verónica tenía un carácter muy dulce y cercano algo que era primordial para tratar a Luisa ya que uno de los principales objetivos era crear con ella un vínculo donde le resultase fácil establecer un espacio basado en la sinceridad, cercanía y apoyo. Verónica y Luisa pasaron juntas, durante los tres primeros meses, prácticamente todas las mañanas. Verónica representaba algo parecido a lo que Luisa había representado para su hermana, es decir alguien en quien confiar, que siempre estaba ahí, que le daba seguridad su presencia, etc..

El papel, aparentemente superficial que tenía Verónica con Luisa era acompañarla a las terapias y guiarla para que no abandonase en ningún momento su cuidado personal en todos los aspectos. (Toma de medicación, aseo personal, orientación educativa y profesional, etc..)  Era el nexo de unión entre su médico y psicólogos de los grupos a los que asistía. Luisa nunca había estado sola en el mundo, siempre había estado pegada a su hermana gemela y ahora que Elvira estaba haciendo su vida, Luisa necesitaba de una figura que la reemplazase y le ayudase a enfrentar su día a día. Así pues, se condujo a la creación de un clima propicio para establecer un vínculo con Verónica, que aunque fuese muy dependiente en los primeros momentos, fuese capaz de otorgarle aquella parte de seguridad y parte de identidad que la cercanía de su hermana le ofrecía.  Luisa pasó 8 meses con la necesidad de contar con Verónica para todo y de tenerla muy cerca físicamente. Por otro lado Verónica le acompañaba y le animaba a que tomase decisiones que significase normalizar y enriquecer su vida. Salvo que tomase decisiones contrarias al sentido común o contraproducentes, Verónica reforzaba todo lo que Luisa hacía y le recordaba cada cierto tiempo todos los avances que estaba teniendo dirigidos a la salud y al autocuidado. Poco a poco Luisa fue sintiéndose mas segura de si misma y con la sensación de que contando sus cosas, en el lugar adecuado, conseguía mayor seguridad, independencia y salud (todo lo contrario a lo que siempre había creído).  Con Verónica podía tener toda la confianza del mundo, pero también sabía que no era alguien con quien guardar secretos, ya que cualquier información que fuese relevante o concerniente a su salud Verónica tenía el imperativo de transmitirlo a su psiquiatra, psicólogos y supervisor de su caso en ATV.

Verónica orientó, animó y acompañó a Luisa para realizar un curso en la escuela de oficios de estética, le reforzó y le alentó el hecho de salir con sus nuevas amistades del curso. De esta manera poco a poco Luisa fue orientando su vida hacia la normalización y aceptación de su enfermedad, sin que ello significase pérdida de calidad de vida.

Ya han pasado 3 años desde que se empezó el acompañamiento terapéutico y Luisa actualmente está trabajando en una cabina de estética. Con su hermana sigue llevando una relación muy apegada pero sin embargo ya no vive con temor la independencia individual de cada una. Está muy ilusionada porque dentro de un mes le entregan el piso de protección oficial que obtuvo por sorteo y se siente lo suficientemente fuerte y estable como para independizarse. A Verónica ya no la necesita como antes, sin embargo cuenta con ella para hechos puntuales y siempre la tiene presente cuando toma decisiones en su vida. Por ejemplo está deseando que le entreguen las llaves y llamar rápidamente a Verónica para que se sienta orgullosa y le siga animando a seguir luchando.

  

 Logotipo ATV

Miguel Ángel Ruiz.

Acompañamiento Terapéutico Vinculante ATV.

______________________________________________________________

Teléfono Móvil:         646812203

Email:        atvinculantemadrid@gmail.com

Web:          http://acompanamientoterapeuticovinculante.wordpress.com

Dirección:   C/ Luchana 4 2ª planta 28010 Madrid.

Twitter:       https://twitter.com/ATVmadrid

Facebook:    https://www.facebook.com/ATVmadrid

________________________________________________________________

Educación de la voz para tu bienestar psicológico

Educación de la voz Este artículo únicamente hace referencia a la modulación de la voz en cuanto a su tono, timbre, intensidad y duración que definen la identidad, evolución social y psicológica del individuo, descartando cualquier patología de origen físico o biológico.

Partimos de la premisa de que la voz es una herramienta comunicativa que nos proyecta y nos delata cualquiera que sea nuestro estado emocional (miedo, frustracción, alegría, etc..) y por tanto puede ser una buena herramienta para el auto y el heteroconocimiento a nivel individual y social que si es bien canalizada puede mejorar nuestro desarrollo tanto personal como social.

Existen multitud de terapias y técnicas de modulación vocal, cualquiera de ellas puede ser buena o acertada siempre y cuando tenga en su base el autoconocimiento, su programa se adapte a tu estilo personal y goce de validación científica. Sin entrar en valoraciones concretas de cada una de ellas, recomendamos apostar por aquellas que sean guiadas presencialmente por profesionales validados y con experiencia.

¿En qué puede ayudarte psicológica y socialmente la educación de la voz?

1. Aprender a emitir una voz armoniosa, equilibrada y saludable te aporta serenidad, autocontrol y éxito social.

Probablemente lo que mas escuches a lo largo del día sea tu propia voz, si esta resulta agradable y placentera para tu propio oído va a favorecer sin duda tu seguridad y bienestar interno. El resultado de esta retroalimentación va a repercutir sobre tu estado emocional de forma positiva. De igual manera, que si por el contrario, en tu voz haces denotar tensiones, tonos chirriantes y eres incapaz de controlarla ya sea por inconsciencia o falta de recursos esta provocaría en ti mayor nerviosismo e incertidumbre.

Rodearse de un contexto acústico amable, controlado y sin estridencias te protegerá de la probabilidad de sufrir ansiedad y favorecerá tu equilibrio emocional, además los ejercicios de voz siempre conllevan el uso de técnicas de control en respiración lo cual está íntimamente relacionado con la dominio de la ansiedad.

Tener un conocimiento certero de que tu voz resulta grata al oído humano, también te dará mayor seguridad a nivel social, ya que sabrás, que al menos por tu forma acústica, resultas agradable. Sin duda este hecho también influirá en tu capacidad para captar la atención de los que te rodean.

2. Aprender a expresarte por medio de tu voz mejora tus habilidades sociales.

El hecho de modular la voz adecuadamente para ser entendido, expresar correctamente emociones, adaptarte al contexto de tu locución, etc.. lleva aparejado la necesidad de un trabajo en empatía, respeto al oyente, reflexión, cercanía social, etc..

Los seres humanos somos seres sociales y si hacemos un repaso por todos los tipos de sociedades, estilos de vida y profesiones podremos damos cuenta cómo el uso de la voz está presente en todos y en cada uno de ellos. Por lo tanto la voz es un rasgo esencial en la vida social humana y su manejo adecuado es una herramienta fundamental para una optima adaptación social.

3. Educar tu voz te aporta autoconocimiento y capacidad de liberar emociones.

Para poder educar tu voz, previamente has tenido que identificar con rigor cuales son los rasgos identitarios que la definen y de que manera los diferentes estados emocionales la moldean. Esto implica que según sea tu tono, timbre, intensidad y duración en tu voz así serás, así te proyectarás ante ti y el mundo, así mostrarás cómo es tu estado anímico y/o emocional, etc.. Tener información veraz sobre ti mismo es el primer paso (que no todo el mundo suele conseguir) para tener la oportunidad de controlar, cambiar, mantener, potenciar o debilitar tu vida. De manera evidente la educación de la voz es una herramienta idónea y complementaria para lograr tales fines ya que te aporta una conciencia a nivel sensorial que te informa sobre tu propia psicología.

Educar tu voz va a permitirte tener un recurso para poder expresar, liberar emociones y posibles ataduras de una forma adecuada. Si además trabajas la voz de forma artística vas a desarrollar un área creativa, proyectiva y expresiva que favorecerá parte de tu desarrollo intelectual.

 

Acompañamiento Terapéutico Vinculante (ATV) en trastorno negativista desafiante

Enfado

Enfado

El trastorno negativista desafiante suele presentarse a partir de los 8 años de edad, aunque también pueden manifestarse los primeros síntomas ya desde la edad de preescolar.  Se caracteriza principalmente por una desobediencia y rebeldía de carácter patológico ante la autoridad, lo cual le desencadena grandes perjuicios en su imagen y adaptación tanto a nivel interno-psíquico cómo a nivel externo (social, académico y familiar).  Sus síntomas principales son los siguientes:

  • Desobediencia activa ante los adultos.
  • Sentimiento de rabia e ira ante su mundo circundante.
  • Discusiones constantes con la autoridad.
  • Locus de control externo. Ejemplo, suele culpabilizar al resto de sus fallos y frustraciones.
  • La relación con sus iguales se ve deteriorada.
  • Presenta dificultades de adaptación escolar y suele estar metido en todos los líos y desacato de normas.
  • Responde impulsivamente y hostilmente ante cualquier hecho que le despierta su hipersensibilidad y susceptivilidad .
  • Aveces se muestra rencoroso o vengativo.

Para encajar dentro de este diagnóstico, debe cumplir con al menos cuatro de los síntomas  y el patrón debe durar al menos 6 meses.

Tales síntomas pueden confundirse con muchos otros diagnósticos (por ejemplo con hiperactividad, psicósis, trastornos del estado de ánimo, etc..) por lo que, ante la presencia de estos síntomas, siempre se deberá consultar con un profesional de la salud que evalúe y determine la problemática del niño/a con rigor.

Logotipo ATV

ATV ofrece al paciente un tipo de intervención que aparentemente es sencilla y muy cómoda. Tras una evaluación de su caso, se le asignará el Acompañante Terapéutico (AT), que será el que mejor encaje con su personalidad, estilo de vida y particularidades concretas que el paciente pueda presentar. Para que un paciente diagnosticado de trastorno negativista desafiante pueda beneficiarse de un Acompañamiento Terapéutico Vinculante (ATV), es imprescindible que siga un tratamiento clínico de referencia. El AT siempre es supervisado por personal clínico y está coordinado con el tratamiento de referencia que el paciente esté siguiendo. De esta manera ambos trabajos tendrán los mismos criterios, se complementarán y promoverán los mismos objetivos, beneficiando así su tratamiento y pronóstico ya que su terapia es complementada y extendida también a sus espacios cotidianos (contexto familiar y social).

Para el caso concreto de pacientes con trastorno negativista desafiante es fundamental que el acompañante terapéutico (AT) asignado cuente con experiencia previa en el manejo de este tipo de pacientes y que esté dotado de habilidades personales e innatas para ser capaz de crear un vínculo basado en la creación de un fuerte respeto, autoridad y apoyo cercano, además de tener aptitudes para resolver situaciones límites, que probablemente el paciente experimente o provoque, con serenidad y contundencia. Es importante que el paciente sienta que la figura que le acompaña tiene que respetarla y que es mas fuerte que él. En el desafío y en la búsqueda de pelea que el paciente normalmente tratará de establecer con el acompañante, no puede salirse con la suya (normalmente tiene un fin patológico para destruir la relación y el apego). Por eso, es muy importante que el paciente no se sienta abandonado ni con capacidad de romper una relación con el terapeuta por culpa de su patología, el terapéuta es fuerte, no le permite que sus comportamientos disruptivos salgan sin límites y además sabe crear otro tipo de situaciones y contextos íntimos y personales donde el desafío no tiene cabida y puede haber un entendimiento.

La coordinación con el tratamiento de referencia clínico del paciente, con la familia y con su centro escolar se hace especialmente importante para que el paciente sienta la unidad y la fuerza de autoridad incapaz de romper por mucho que desafíe, intente destruir o se oponga. A pesar de que esta unión, en las primeras fases, podría producir incluso mayor tentativa de desobediencia o de rebeldía, sin embargo a medio y a largo plazo su indefensión ante la lucha producirá mayor seguridad y reflexión. reduciendo con ello su sensación de  frustracción, ira, vacío y esa capacidad patológica de destrucción hacia quien le cuida y le ofrece las herramientas saludables para su adaptación al mundo.

Entre la figura del Acompañante Terapéutico (AT) y el paciente se debe crear, pasado un tiempo, un vinculo o relación cercana, genuina y auténtica; basada en la aceptación, confianza, apoyo, autoridad, comprensión, etc..que va a constituir la base y la herramienta principal para la sanación. El acompañante terapéutico será un enlace o puente que le va a permitir reconciliarse con su mundo adulto. De esta manera el paciente diagnosticado de trastorno negativista desafiante contará con un “Hermano Mayor” y un “modelo a seguir“, que le va a permitir mejorar su calidad de vida, favorecer su integración social-laboral-educativa o familiar, promover su salud y su cuidado, complementar su tratamiento y evitar posibles ingresos y/o procesos de institucionalización.

 

Logotipo ATV

Miguel Ángel Ruiz.

Acompañamiento Terapéutico Vinculante ATV.

______________________________________________________________

Teléfono Móvil:         646812203

Email:        atvinculantemadrid@gmail.com

Web:          http://acompanamientoterapeuticovinculante.wordpress.com

Dirección:   C/ Luchana 4 2ª planta 28010 Madrid.

Twitter:       https://twitter.com/ATVmadrid

Facebook:    https://www.facebook.com/ATVmadrid

________________________________________________________________

Acompañamiento Terapéutico Vinculante (ATV) en TLP (Trastorno límite de personalidad).

Logotipo ATVPara que un paciente diagnosticado de TLP pueda beneficiarse de un  Acompañamiento Terapéutico Vinculante (ATV), es imprescindible que siga un tratamiento clínico de referencia, que normalmente incluya la psicoterapia.

Un paciente con Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) se caracteriza por la hipersensibilidad  e intensificación patológica de las emociones, inestabilidad afectiva en las relaciones interpersonales, en la autoimagen y en la afectividad y una marcada impulsividad. Según el DSM IV (criterios de clasificación diagnóstica) deberían cumplir al menos 5 de los siguientes síntomas 9 síntomas.

Criterios diagnósticos según el DSM-IV:
Síntomas afectivos
1.- Inestabilidad afectiva debida a una notable reactividad del estado de ánimo (p. ej., episodios de intensa disforia, irritabilidad o ansiedad que suelen durar unas horas y rara vez unos días).
2.-Ira inapropiada e intensa o dificultades para controlarla (p. ej., muestras frecuentes de mal genio, enfado constante, peleas físicas recurrentes).
3.- Sentimientos crónicos de vacío o inutilidad.

Síntomas impulsivos
4.- Comportamientos, intentos o amenazas suicidas recurrentes o comportamiento de automutilación.
5.- Un patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas caracterizado por extremos de idealización y devaluación.
6.- Impulsividad en al menos dos áreas que es potencialmente dañina para sí mismo (p. ej., gastos, sexo, abuso de sustancias, conducción temeraria, atracones de comida). 

Síntomas interpersonales
7.- Esfuerzos frenéticos para evitar un abandono real o imaginado. 
8.- Alteración de la identidad e autoimagen o sentido de sí mismo acusada y persistentemente inestable.

Síntomas cognitivos
9.- Ideación paranoide transitoria relacionada con el estrés o síntomas disociativos graves.

Debido sobretodo, a esta forma tan inestable de sentir y entender su mundo circundante, voluble, intensa, impulsiva, evitativa y que provoca gran malestar en el paciente, el TLP suele presentarse conjuntamente con otros problemas asociados tales cómo abuso de sustancias, trastornos de ansiedad, depresión, trastornos de alimentación (Anorexia nerviosa y bulimia), etc..

ATV ofrece al paciente un tipo de intervención que aparentemente es sencilla y muy cómoda. Tras una evaluación de su caso, se le asignará el Acompañante Terapéutico (AT), que será el que mejor encaje con su personalidad, estilo de vida y particularidades concretas que el paciente pueda presentar. El AT siempre es supervisado por personal clínico y está coordinado con el tratamiento de referencia que el paciente esté siguiendo De esta manera ambos trabajos tendrán los mismos criterios, se complementarán y promoverán los mismos objetivos, beneficiando así su tratamiento y pronóstico ya que su terapia es complementada y extendida también a sus espacios cotidianos (contexto familiar y social). Para el caso concreto de pacientes con TLP se hace mas relevante que el acompañante terapéutico (AT) asignado cuente con experiencia previa en el manejo de este tipo de pacientes y que esté dotado de habilidades personales e innatas para ser capaz de crear un vínculo basado en la creación de seguridad, apoyo cercano y autoridad, además de tener aptitudes para resolver situaciones límites, que probablemente el paciente experimente o provoque, con serenidad, contundencia y de forma afectiva. La coordinación con el tratamiento de referencia clínico del paciente, se hace especialmente importante para evitar el riesgo, tan común en TLP, de manipulación, división, confrontación o tendencia a crear duplicidad y diversificación de los recursos que tiene de ayuda, que mas que complementarse mutuamente, provoquen dispersión y fragmentación.  Aparentemente el paciente lo sentiría como beneficioso a corto plazo, pero realmente no provocará otra cosa mas que potenciar su patología, cronicidad de síntomas y la sensación a medio-largo plazo de frustracción y vacío.

Entre la figura del Acompañante Terapéutico (AT) y el paciente se debe crear un vinculo o relación cercana, genuina y auténtica; basada en la aceptación, confianza, apoyo, autoridad, comprensión, etc..que constituye la base y herramienta principal para la sanación. De esta manera el paciente diagnosticado de TLP contará con un “Hermano Mayor modelo a seguir“, que le va a permitir mejorar su calidad de vida, favorecer su integración social-laboral-educativa o familiar, promover su salud y su cuidado, complementar su tratamiento y evitar posibles ingresos y/o procesos de institucionalización.

 

Logotipo ATV

Miguel Ángel Ruiz.

Acompañamiento Terapéutico Vinculante ATV.

______________________________________________________________

Teléfono Móvil:         646812203

Email:        atvinculantemadrid@gmail.com

Web:          http://acompanamientoterapeuticovinculante.wordpress.com

Dirección:   C/ Luchana 4 2ª planta 28010 Madrid.

Twitter:       https://twitter.com/ATVmadrid

Facebook:    https://www.facebook.com/ATVmadrid

________________________________________________________________

Diferencias entre Acompañamiento Terapéutico Vinculante (ATV), coaching, asistencia domiciliaria y psicoterapia a domicilio.

Logotipo ATVEl ATV, coaching, asistencia domiciliaria y psicoterapia a domicilio se tratan de disciplinas diferentes, que en algún caso podrían coexistir en el abordaje con un mismo paciente, siempre y cuando se hallen coordinadas. Podríamos diferenciarlos tanto por sus objetivos, métodos y su filosofía asistencial de base.

 Coaching.

1. Objetivos: Es esencial para todo proceso de coaching, contar con objetivos previos a la intervención, que serán definidos con claridad y determinarán el desarrollo, la toma de decisiones y acciones futuras. Pueden partir tanto de la evaluación o encaje concreto que el couch determine como de una petición del coachee.

2. Metodología/herramientas: Mientras en el coaching se usan herramientas tales como la formación, transmisión de conocimientos, instrucciones específicas, entrenamiento, talleres, feedback etc.. Donde el papel del couch es dotar de habilidades y/o estilos de afrontamiento efectivos al coachee/s para lograr un mejor desempeño de actuaciones más o menos específicas con la finalidad de aumentar la productividad, probabilidad de logro y superar posibles dificultades. Por lo tanto las intervenciones vienen definidas totalmente en función de la observación y evaluación realizada por el couch o por la demanda previa del coachee.

3. Filosofía: El coaching no es un método clínico ni terapeútico (en el sentido estricto de la palabra). Se basa en la figura del entrenador que haciendo uso de sus conocimientos técnicos en una determinada materia y de sus habilidades en cuanto a su transmisión, entrena a un sujeto para el mejor desempeño y dotarle de herramientas para enfrentarse a determinadas situaciones.

 Asistencia domiciliaria.

1. Objetivos. La asistencia domiciliaria trata de cubrir las necesidades básicas del sujeto con el fin de permitir la permanencia en su hogar o en su entorno. Así pues la figura del asistente o el conjunto de recursos que tiene a su disposición suple las necesidades para las que el usuario se haya discapacitado. Por ejemplo podría encargarse de tareas tales como la higiene y cuidado de la persona, ayuda físico-motriz, preparación de cómo comidas, control de la medicación, compras, cuidado de la ropa, etc.. Así pues, los objetivos serán, como norma general, concretos y derivados de la necesidad del usuario.

2. Metodología/herramientas. Las herramientas para dotar externamente la falta de recursos del paciente o usuario son muy amplias y van desde la teleasistencia, limpieza ordinaria del hogar, hasta por ejemplo prestar acompañamiento o compañía.

3. Filosofía. La asistencia domiciliaria trata de prestar apoyo y cuidados domiciliario a las personas que, por cualquier circunstancia, dejan de ser autónomos para llevar a cabo las Actividades Básicas de la Vida Diaria (ABVD).

Psicoterapia domiciliaria.

1. Objetivos:  El objetivo general es el de producir un cambio en el pensamientos, sentimientos y conductas del paciente. Sus objetivos dependen de la evaluación que se haga del paciente y siempre condicionado a la corriente psicológica de referencia que se enmarque el psicoterapeuta. (cognitivo-conductual, psicodinámica, gestáltica, etc..).

2. Metodología/herramientas: Se usan todo tipo de instrumentos propios de la psicoterapia clínica, tanto individuales como grupales y siempre dependientes del paradigma o corriente psicológica de intervención.

3. Filosofía: La psicoterapia domiciliaria parte normalmente de la necesidad de intervención dentro del contexto conflictivo del paciente. No tiene porqué, ni suele coordinarse con otro tipo de tratamientos. Habitualmente se aplica en el tratamiento con niños, donde la intervención in situ con la familia cobra gran relevancia.

Acompañamiento terapéutico Vinculante ATV.

1. Objetivos: Como norma general en el ATV no se establecerán objetivos concretos a priori, su planificación y desarrollo van a ser marcadas por la relación-vínculo que en el proceso de acompañamiento se vaya creando. No obstante el ATV lleva implícito en su intervención los siguientes objetivos generales a medio-largo plazo.

  1. Mejorar la calidad de vida.
  2. Favorecer la integración-socio-comunitaria.
  3. Mejorar la dinámica familiar y/o contexto.
  4. Promover la salud y su cuidado.
  5. Complementar, extender e incentivar su tratamiento de referencia.
  6. Evitar ingresos y procesos de institucionalización.

En numerosas ocasiones el ATV, al no ser un tratamiento aislado, sino que se engloba conjuntamente con otras intervenciones clínicas, el encuadre, los objetivos y las pautas de intervención podrían ir marcados por el personal clínico de referencia para el paciente o por la coordinación de los trabajos.

2. Metodología/herramientas: La herramienta principal en el ATV es la creación de un vínculo sanatorio con el paciente. El acompañante terapéutico debe representar para el paciente, en todo momento, ser una figura terapéutica pero sin hacer uso de instrumentos y herramientas propias de la psicoterapia. Ello se conseguirá principalmente gracias a las habilidades del terapeuta y a la coordinación tanto con el supervisor cómo por la figura sanitaria de referencia del paciente.

3. Filosofía: El ATV es un recurso asistencial puramente clínico, cuyo abordaje se realiza en los espacios cotidianos del paciente y por lo tanto apartado del contexto hospitalario o institucional clásico, pero que sin embargo sigue los mismos objetivos y se haya totalmente vinculado y coordinado con este.

 Cuadro resumen diferenciador.


Coaching. Asistencia a domicilio. Psicoterapia domiciliaria. ATV.
Objetivos Claros y precisos.
Definidos por el couch o couchee.
Concretos.
Derivados de la necesidad del usuario.
Dependen de la evaluación y de la corriente psicológica de intervención. Se definen en función del desarrollo de la intervención.
Resultan de la coordinación con otros profesionales implicados.
Método/herramientas Formación, talleres, adiestramiento, feedback, etc.. Dotar de recursos que suplan las incapacidades del usuario. Psicoterapia. Vínculo sanatorio.Coordinación con tratamientos de referencia.Figura del supervisor.
Filosofía No clínico. Entrenamiento en habilidades para conseguir logros. Asistencia en ABVD. Tratamiento clínico en el lugar del conflicto. Asistencial clínico-terapéutico.No es un tratamiento aislado, forma parte de una intervención clínica mas amplia.

 

 Logotipo ATV

Miguel Ángel Ruiz.

Acompañamiento Terapéutico Vinculante ATV.

______________________________________________________________

Teléfono Móvil:         646812203

Email:        atvinculantemadrid@gmail.com

Web:          http://acompanamientoterapeuticovinculante.wordpress.com

Dirección:   C/ Luchana 4 2ª planta 28010 Madrid.

Twitter:       https://twitter.com/ATVmadrid

Facebook:    https://www.facebook.com/ATVmadrid

________________________________________________________________

Hoy quiero confesar que estoy algo mas que enamorado

hoy quiero confesar que estoy enamorado

Utilizando el paralelismo de la famosa canción de Dña. Isabel Pantoja  Hoy quiero confesar que estoy enamorada. Voy a explicarte la diferencia entre estar enamorado y un estadío superior al que quiero referirme con ese “algo mas” que podemos denominar sentir amor.

¿Qué significa estar enamorado?

El enamoramiento es un estado psicológico narcisista, es una referencia de ti mismo en la que encuentras en tu pareja una parte complementaria de ti (pertenencia psicológica y emocional que normalmente es inconsciente). Si encuentras similitud te refuerzas y si encuentras diferencias te provoca la expansión de tu ego, recibes lo que en tu individualidad podría ser una carencia, te aporta lo que te dan y tu necesitas, etc. Lo mas probable es que no pueda durar para siempre, ya que generalmente los seres humanos evolucionamos y maduramos de forma individual. Si no ocurriese así, lo mas probable es que ante la amenaza de pérdida de una parte identitaria de uno mismo surgiesen celos patológicos, sentido de propiedad, dependencia, simbiosis, anulación de uno de los miembros, etc..

¿Qué significa sentir amor?

Por otro lado, el amor tiene mayor probabilidad de ser eterno, porque uno quiere sin que ello cubra una necesidad personal y da igual el contexto o punto evolutivo en el que te encuentres. Es libre, no es necesario y cuando se siente eleva tu espíritu. El amor es una entidad en si misma y no está sujeta a otros condicionantes. Normalmente aparece tras una fase de enamoramiento.

Personalmente tengo la suerte sentir el amor, esto hace sentirme afortunado, agradecido, me aporta otro sentido a la vida y sobretodo exclusivo, ya que me confiere un valor que no muchos alcanzan. Para llegar a ello ha sido necesario cumplir 40 años, sentir enamoramientos previos que confundía con amor, conocer a mi pareja, enamorarme y finalmente sentir amor.

Muchas gracias mi vida por dejarte querer.

Papel del profesional de la salud en el acompañamiento terapéutico

acompañamiento terapeutico y profesionales de la salud

El acompañamiento terapéutico, salvo excepciones específicas, es un complemento a la intervención clínica por lo que ambas actuaciones deben estar perfectamente coordinadas. La coordinación por lo tanto es una herramienta fundamental que permitirá que ambos trabajos puedan seguir los mismos criterios, se complementen y promuevan los mismos objetivos.

El recurso del acompañamiento terapéutico, para que pueda cumplir con sus objetivos, debe de estar integrado dentro de una intervención clínica. Y serán los profesionales de la salud de referencia  los que normalmente indiquen, coordinen y marquen los objetivos de la intervención.

La existencia de un profesional clínico de referencia para el paciente es fundamental. De hecho, el recurso no puede ofertarse si el paciente no está siendo tratado clínicamente. Cuando un paciente requiere de un abordaje que incluya el acompañamiento y no disponga de un psiquiatra/psicólogo de referencia o cualquier otro dispositivo necesario que se ajuste a la necesidad del caso, deberá proporcionarse dicha atención antes de iniciar el acompañamiento.

El equipo que realiza el acompañamiento terapéutico (normalmente acompañante y supervisor) deberá tener comunicación fluida y directa con el profesional de la salud, para que este pueda ser informado y así poder ir marcando los objetivos según la evolución, coordinar intervenciones y realizar un adecuado seguimiento.

 Logotipo ATV

Miguel Ángel Ruiz.

Acompañamiento Terapéutico Vinculante ATV.

______________________________________________________________

Teléfono Móvil:         646812203

Email:        atvinculantemadrid@gmail.com

Web:          http://acompanamientoterapeuticovinculante.wordpress.com

Dirección:   C/ Luchana 4 2ª planta 28010 Madrid.

Twitter:       https://twitter.com/ATVmadrid

Facebook:    https://www.facebook.com/ATVmadrid

________________________________________________________________

Perfil del acompañante terapéutico de ATV (Acompañamiento Terapéutico Vinculante)

terapia.jpg¿Cual será el perfil idóneo profesional del acompañante terapéutico? ¿Cual será la personalidad ideal del acompañante terapéutico? ¿Qué tipo de habilidades debe tener? ¿Que características técnicas y  formativas son necesarias para el buen desempeño de su trabajo? Etc..

Derivado de las múltiples singularidades en las tareas y en las funciones que el acompañante terapéutico realiza, descrito brévemente en el siguiente enlace http://maruiz31.com/2014/03/31/que-es-el-acompanamiento- , podemos desprender que el acompañante terapéutico requerirá de un perfil profesional que deberá constar de ciertas singularidades que le doten de las siguientes aptitudes y actitudes para el correcto desempeño de sus funciones.

Un Acompañante Terapéutico (AT) estará predispuesto a la ayuda, al conocimiento, a la atención y al cuidado de los demás, para lo que tendrá que poseer y/o desarrollar las siguientes habilidades a nivel personal,  formativo  y de ejecución :

1. A nivel personal:

1.1 Un alto interés tanto para ayudar a sus semejantes como una predisposición hacia el conocimiento socio- científico.

1.2 Gran capacidad de insight que le permita tener un buen conocimiento de si mismo y de su propia problemática

1.3 Alta tolerancia a la frustracción y de sus limitaciones personales.

1.4. Ser genuino, natural y modesto.

1.5. Con alto nivel de respeto hacia si mismo y hacia las personas con las que trabaja.

1.6 Tener habilidades de observación abstracta y concreta, orientada tanto a lo general como al detalle y saber hacer un análisis coherente de la información adquirida.

1.7. Poseer la suficiente flexibilidad y madurez personal que le capacite aplicar las diferentes intervenciones en función del contexto y/o momento adecuado, su objetivo terapéutico y su enfoque teórico.

1.8. Buen manejo de habilidades sociales.

1.9. Capacidad de empatía.

2. A nivel formativo:

Formación reglada. En España no existe una carrera específica de acompañamientos terapéuticos, por lo que se exigirá que el acompañante haya realizado estudios superiores relacionados con la rama de ciencias humanidades, sociales y/o sanitaria. Lo importante es que el acompañante cuente con un conocimiento a nivel teórico relacionado con el entendimiento social la psiquis humana y su cuidados.

Formación práctica: El acompañamiento terapéutico se basa principalmente en la creación de un vínculo con el paciente genuino y sanatorio, por eso se hace imprescindible que el acompañante cuente con una amplia experiencia cercana y profunda previa en la relación con personas con patología similar a la que va a tratar.

Formación ética: Basado en los siguientes preceptos:

  • Compromiso: Es decir tener un marcado sentido de la responsabilidad, los compromisos y de las consecuencias de su trabajo humano y obrar en base a ello.
  • Respeto: A través de la empatía aceptar, comprender, valorar y tolerar las diferentes realidades individuales y sociales, evitando imponer las suyas o creerlas superiores.
  • Conocimiento y aceptación de sus limitaciones así como tolerancia a ser supervisado por otro profesional.

3. A nivel de ejecución:

Cada Acompañamiento Terapéutico Vinculante (ATV) que se realiza es muy diferente entre si, depende de los objetivos, personalidad, patología, contexto donde se realiza la intervención, etc..  Por eso la evaluación de idoneidad de cada acompañante tendrá que ser en función de estas variables. ATV parte de la premisa de que ningún profesional está capacitado para realizar todo el espectro de intervenciones posibles lo que obliga a ATV tener un amplio grupo heterogéneo de acompañantes con diferentes perfiles. Sin embargo todos los acompañantes tendrán en común las siguientes competencias ejecutivas:

– Serán cercanos, genuinos, naturales y sinceros en su relación con el paciente.

– Reconocerán y trabajarán su propia contratrasferencia.

– Sabrán poner límites y cada actuación se basará siempre en beneficio para el paciente.

– Buscarán los puntos que tiene en común con el paciente.

– Tendrán capacidad de adaptación.

– Serán habilidosos en la de resolución de problemas y crisis.

– Poseerán buena capacidad de abstracción, análisis y síntesis.

  

 Logotipo ATV

Miguel Ángel Ruiz.

Acompañamiento Terapéutico Vinculante ATV.

______________________________________________________________

Teléfono Móvil:         646812203

Email:        atvinculantemadrid@gmail.com

Web:          http://acompanamientoterapeuticovinculante.wordpress.com

Dirección:   C/ Luchana 4 2ª planta 28010 Madrid.

Twitter:       https://twitter.com/ATVmadrid

Facebook:    https://www.facebook.com/ATVmadrid

________________________________________________________________

¿”Hermano mayor” (programa de TV) es un ejemplo de acompañamiento terapéutico?

BeFunky_Hermano Mayor  TV.jpg

Hermano mayor es un programa de TV que posee un fin educativo dentro de un formato tipo reality show. Sus protagonistas son chicos jóvenes, normalmente con fuertes conductas disruptivas, desafiantes, generalmente asociado al consumo de drogas y trastornos de personalidad o atravesando algún tipo de depresión que cursa con agresividad e irascibilidad..

El presentador (Pedro García Aguado @pgaguado) hace intervenciones con los jóvenes con el objetivo principal de producir cambios en estos, con respecto a la percepción que tienen de si mismos y de su entorno que les pueda permitir bajar su nivel de hostilidad y mejorar su integración social.

El tipo de trabajo que se ve en el programa si podría considerarse una forma específica de acompañamiento terapéutico con ciertas singularidades derivadas de:

A. El tipo de perfil del paciente o “caso” que el programa propone.

B. El perfil del terapeuta o “conductor del programa”  (Pedro García Aguado @pgaguado)

C. Los objetivos que se definen ante la presentación del caso y evaluación, que marcará el tipo de intervención.

D. Ser un programa televisivo, en el que ciertas actuaciones y resultados terapéuticos deben ser muy explícitos y aveces sobreactuados.

A continuación enumeraré los aspectos del trabajo que realiza Pedro García Aguado @pgaguado (Presentador de hermano mayor) que son compatibles perfectamente con las funciones del acompañante terapéutico:

1. Realiza la mayor parte de su intervención y acompañamiento en el entorno habitual de los jóvenes. Se introduce en sus casas y en sus espacios íntimos, etc..

2. Organiza el tipo de intervención en función de los objetivos generales que plantea el caso y sucesivamente van cogiendo forma según evolución, sucesivas evaluaciones y  el tipo de vínculo que va creando con el protagonista. Los objetivos generales son los mismos que suelen establecerse en el acompañamiento terapéutico:

A. Aumentar la calidad de vida. B. Apertura de posibilidades, espacios, relaciones, etc.. C. Integración socio-comunitaria. D. Mejorar la dinámica familiar o de su contexto cuando esta sea desestabilizadora. E. Promover la salud y su atención. F. Favorecer la continuidad de cuidados.

3. Se presenta a los jóvenes cómo una figura de autoridad, socializadora, agente para el cambio, no siendo una persona clínica pero si respaldada por un equipo que incluye una psicóloga clínica. Sus funciones son totalmente encajables dentro del marco del acompañamiento terapéutico:

A. Contener a los jóvenes protagonistas. (Seguridad, equilibrio, aumento de recursos y autonomía, etc…). B. Mostrarse cómo modelo (acentuado además por el hecho de tener un pasado auto-destructivo parecido al de sus jóvenes protagonistas ya superado) C. Ser su Yo auxiliar ( Organizando, planificando, defendiendole, pensando, actuando por ellos, etc…) D. Descubrir, potenciar y desarrollar capacidades saludables y creativas. E. Ser un agente de y para la  salud. F. Ser un agente socializador. G. Ser un agente de proximidad y unión de sus recursos terapéuticos  y familiares.

4. Trabaja  con los jóvenes por medio del cuerpo a cuerpo y en función de la relación única que ha sido capaz de establecer con cada joven. En ocasiones hemos visto que puede llegar a utilizar recursos algo atípicos, cómo son los de increpar, llevar al límite, retar, etc.. a los jóvenes protagonistas, que únicamente pueden darse debido a la personalidad y manejo concreto que el presentador tiene de forma innata; añadido al respaldo humano y mediático de contención que intuimos que hay detrás de cada escena.

5. Hace pensar a los jóvenes y les devuelve información sobre las consecuencias de sus conductas. Intenta dotarles de herramientas para su desarrollo y autonomía.

Con la salvedad de ser hermano mayor un progama de TV, con un formato tipo reality show, con un objetivo pedagógico-social evidente, lo cual obliga crear ciertas parafernalias, artificialidades y sobreactuaciones televisivas. Sí podríamos considerarlo una forma singular de acompañamiento terapéutico.

 Logotipo ATV

Miguel Ángel Ruiz.

Acompañamiento Terapéutico Vinculante ATV.

______________________________________________________________

Teléfono Móvil:         646812203

Email:        atvinculantemadrid@gmail.com

Web:          http://acompanamientoterapeuticovinculante.wordpress.com

Dirección:   C/ Luchana 4 2ª planta 28010 Madrid.

Twitter:       https://twitter.com/ATVmadrid

Facebook:    https://www.facebook.com/ATVmadrid

________________________________________________________________

A %d blogueros les gusta esto: