Educación de la voz para tu bienestar psicológico

Educación de la voz Este artículo únicamente hace referencia a la modulación de la voz en cuanto a su tono, timbre, intensidad y duración que definen la identidad, evolución social y psicológica del individuo, descartando cualquier patología de origen físico o biológico.

Partimos de la premisa de que la voz es una herramienta comunicativa que nos proyecta y nos delata cualquiera que sea nuestro estado emocional (miedo, frustracción, alegría, etc..) y por tanto puede ser una buena herramienta para el auto y el heteroconocimiento a nivel individual y social que si es bien canalizada puede mejorar nuestro desarrollo tanto personal como social.

Existen multitud de terapias y técnicas de modulación vocal, cualquiera de ellas puede ser buena o acertada siempre y cuando tenga en su base el autoconocimiento, su programa se adapte a tu estilo personal y goce de validación científica. Sin entrar en valoraciones concretas de cada una de ellas, recomendamos apostar por aquellas que sean guiadas presencialmente por profesionales validados y con experiencia.

¿En qué puede ayudarte psicológica y socialmente la educación de la voz?

1. Aprender a emitir una voz armoniosa, equilibrada y saludable te aporta serenidad, autocontrol y éxito social.

Probablemente lo que mas escuches a lo largo del día sea tu propia voz, si esta resulta agradable y placentera para tu propio oído va a favorecer sin duda tu seguridad y bienestar interno. El resultado de esta retroalimentación va a repercutir sobre tu estado emocional de forma positiva. De igual manera, que si por el contrario, en tu voz haces denotar tensiones, tonos chirriantes y eres incapaz de controlarla ya sea por inconsciencia o falta de recursos esta provocaría en ti mayor nerviosismo e incertidumbre.

Rodearse de un contexto acústico amable, controlado y sin estridencias te protegerá de la probabilidad de sufrir ansiedad y favorecerá tu equilibrio emocional, además los ejercicios de voz siempre conllevan el uso de técnicas de control en respiración lo cual está íntimamente relacionado con la dominio de la ansiedad.

Tener un conocimiento certero de que tu voz resulta grata al oído humano, también te dará mayor seguridad a nivel social, ya que sabrás, que al menos por tu forma acústica, resultas agradable. Sin duda este hecho también influirá en tu capacidad para captar la atención de los que te rodean.

2. Aprender a expresarte por medio de tu voz mejora tus habilidades sociales.

El hecho de modular la voz adecuadamente para ser entendido, expresar correctamente emociones, adaptarte al contexto de tu locución, etc.. lleva aparejado la necesidad de un trabajo en empatía, respeto al oyente, reflexión, cercanía social, etc..

Los seres humanos somos seres sociales y si hacemos un repaso por todos los tipos de sociedades, estilos de vida y profesiones podremos damos cuenta cómo el uso de la voz está presente en todos y en cada uno de ellos. Por lo tanto la voz es un rasgo esencial en la vida social humana y su manejo adecuado es una herramienta fundamental para una optima adaptación social.

3. Educar tu voz te aporta autoconocimiento y capacidad de liberar emociones.

Para poder educar tu voz, previamente has tenido que identificar con rigor cuales son los rasgos identitarios que la definen y de que manera los diferentes estados emocionales la moldean. Esto implica que según sea tu tono, timbre, intensidad y duración en tu voz así serás, así te proyectarás ante ti y el mundo, así mostrarás cómo es tu estado anímico y/o emocional, etc.. Tener información veraz sobre ti mismo es el primer paso (que no todo el mundo suele conseguir) para tener la oportunidad de controlar, cambiar, mantener, potenciar o debilitar tu vida. De manera evidente la educación de la voz es una herramienta idónea y complementaria para lograr tales fines ya que te aporta una conciencia a nivel sensorial que te informa sobre tu propia psicología.

Educar tu voz va a permitirte tener un recurso para poder expresar, liberar emociones y posibles ataduras de una forma adecuada. Si además trabajas la voz de forma artística vas a desarrollar un área creativa, proyectiva y expresiva que favorecerá parte de tu desarrollo intelectual.

 

Acompañamiento Terapéutico Vinculante (ATV) en trastorno negativista desafiante

Enfado

Enfado

El trastorno negativista desafiante suele presentarse a partir de los 8 años de edad, aunque también pueden manifestarse los primeros síntomas ya desde la edad de preescolar.  Se caracteriza principalmente por una desobediencia y rebeldía de carácter patológico ante la autoridad, lo cual le desencadena grandes perjuicios en su imagen y adaptación tanto a nivel interno-psíquico cómo a nivel externo (social, académico y familiar).  Sus síntomas principales son los siguientes:

  • Desobediencia activa ante los adultos.
  • Sentimiento de rabia e ira ante su mundo circundante.
  • Discusiones constantes con la autoridad.
  • Locus de control externo. Ejemplo, suele culpabilizar al resto de sus fallos y frustraciones.
  • La relación con sus iguales se ve deteriorada.
  • Presenta dificultades de adaptación escolar y suele estar metido en todos los líos y desacato de normas.
  • Responde impulsivamente y hostilmente ante cualquier hecho que le despierta su hipersensibilidad y susceptivilidad .
  • Aveces se muestra rencoroso o vengativo.

Para encajar dentro de este diagnóstico, debe cumplir con al menos cuatro de los síntomas  y el patrón debe durar al menos 6 meses.

Tales síntomas pueden confundirse con muchos otros diagnósticos (por ejemplo con hiperactividad, psicósis, trastornos del estado de ánimo, etc..) por lo que, ante la presencia de estos síntomas, siempre se deberá consultar con un profesional de la salud que evalúe y determine la problemática del niño/a con rigor.

Logotipo ATV

ATV ofrece al paciente un tipo de intervención que aparentemente es sencilla y muy cómoda. Tras una evaluación de su caso, se le asignará el Acompañante Terapéutico (AT), que será el que mejor encaje con su personalidad, estilo de vida y particularidades concretas que el paciente pueda presentar. Para que un paciente diagnosticado de trastorno negativista desafiante pueda beneficiarse de un Acompañamiento Terapéutico Vinculante (ATV), es imprescindible que siga un tratamiento clínico de referencia. El AT siempre es supervisado por personal clínico y está coordinado con el tratamiento de referencia que el paciente esté siguiendo. De esta manera ambos trabajos tendrán los mismos criterios, se complementarán y promoverán los mismos objetivos, beneficiando así su tratamiento y pronóstico ya que su terapia es complementada y extendida también a sus espacios cotidianos (contexto familiar y social).

Para el caso concreto de pacientes con trastorno negativista desafiante es fundamental que el acompañante terapéutico (AT) asignado cuente con experiencia previa en el manejo de este tipo de pacientes y que esté dotado de habilidades personales e innatas para ser capaz de crear un vínculo basado en la creación de un fuerte respeto, autoridad y apoyo cercano, además de tener aptitudes para resolver situaciones límites, que probablemente el paciente experimente o provoque, con serenidad y contundencia. Es importante que el paciente sienta que la figura que le acompaña tiene que respetarla y que es mas fuerte que él. En el desafío y en la búsqueda de pelea que el paciente normalmente tratará de establecer con el acompañante, no puede salirse con la suya (normalmente tiene un fin patológico para destruir la relación y el apego). Por eso, es muy importante que el paciente no se sienta abandonado ni con capacidad de romper una relación con el terapeuta por culpa de su patología, el terapéuta es fuerte, no le permite que sus comportamientos disruptivos salgan sin límites y además sabe crear otro tipo de situaciones y contextos íntimos y personales donde el desafío no tiene cabida y puede haber un entendimiento.

La coordinación con el tratamiento de referencia clínico del paciente, con la familia y con su centro escolar se hace especialmente importante para que el paciente sienta la unidad y la fuerza de autoridad incapaz de romper por mucho que desafíe, intente destruir o se oponga. A pesar de que esta unión, en las primeras fases, podría producir incluso mayor tentativa de desobediencia o de rebeldía, sin embargo a medio y a largo plazo su indefensión ante la lucha producirá mayor seguridad y reflexión. reduciendo con ello su sensación de  frustracción, ira, vacío y esa capacidad patológica de destrucción hacia quien le cuida y le ofrece las herramientas saludables para su adaptación al mundo.

Entre la figura del Acompañante Terapéutico (AT) y el paciente se debe crear, pasado un tiempo, un vinculo o relación cercana, genuina y auténtica; basada en la aceptación, confianza, apoyo, autoridad, comprensión, etc..que va a constituir la base y la herramienta principal para la sanación. El acompañante terapéutico será un enlace o puente que le va a permitir reconciliarse con su mundo adulto. De esta manera el paciente diagnosticado de trastorno negativista desafiante contará con un “Hermano Mayor” y un “modelo a seguir“, que le va a permitir mejorar su calidad de vida, favorecer su integración social-laboral-educativa o familiar, promover su salud y su cuidado, complementar su tratamiento y evitar posibles ingresos y/o procesos de institucionalización.

 

Logotipo ATV

Miguel Ángel Ruiz.

Acompañamiento Terapéutico Vinculante ATV.

______________________________________________________________

Teléfono Móvil:         646812203

Email:        atvinculantemadrid@gmail.com

Web:          http://acompanamientoterapeuticovinculante.wordpress.com

Dirección:   C/ Luchana 4 2ª planta 28010 Madrid.

Twitter:       https://twitter.com/ATVmadrid

Facebook:    https://www.facebook.com/ATVmadrid

________________________________________________________________

A %d blogueros les gusta esto: