Acompañamiento Terapéutico Vinculante (ATV) en TLP (Trastorno límite de personalidad).

Logotipo ATVPara que un paciente diagnosticado de TLP pueda beneficiarse de un  Acompañamiento Terapéutico Vinculante (ATV), es imprescindible que siga un tratamiento clínico de referencia, que normalmente incluya la psicoterapia.

Un paciente con Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) se caracteriza por la hipersensibilidad  e intensificación patológica de las emociones, inestabilidad afectiva en las relaciones interpersonales, en la autoimagen y en la afectividad y una marcada impulsividad. Según el DSM IV (criterios de clasificación diagnóstica) deberían cumplir al menos 5 de los siguientes síntomas 9 síntomas.

Criterios diagnósticos según el DSM-IV:
Síntomas afectivos
1.- Inestabilidad afectiva debida a una notable reactividad del estado de ánimo (p. ej., episodios de intensa disforia, irritabilidad o ansiedad que suelen durar unas horas y rara vez unos días).
2.-Ira inapropiada e intensa o dificultades para controlarla (p. ej., muestras frecuentes de mal genio, enfado constante, peleas físicas recurrentes).
3.- Sentimientos crónicos de vacío o inutilidad.

Síntomas impulsivos
4.- Comportamientos, intentos o amenazas suicidas recurrentes o comportamiento de automutilación.
5.- Un patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas caracterizado por extremos de idealización y devaluación.
6.- Impulsividad en al menos dos áreas que es potencialmente dañina para sí mismo (p. ej., gastos, sexo, abuso de sustancias, conducción temeraria, atracones de comida). 

Síntomas interpersonales
7.- Esfuerzos frenéticos para evitar un abandono real o imaginado. 
8.- Alteración de la identidad e autoimagen o sentido de sí mismo acusada y persistentemente inestable.

Síntomas cognitivos
9.- Ideación paranoide transitoria relacionada con el estrés o síntomas disociativos graves.

Debido sobretodo, a esta forma tan inestable de sentir y entender su mundo circundante, voluble, intensa, impulsiva, evitativa y que provoca gran malestar en el paciente, el TLP suele presentarse conjuntamente con otros problemas asociados tales cómo abuso de sustancias, trastornos de ansiedad, depresión, trastornos de alimentación (Anorexia nerviosa y bulimia), etc..

ATV ofrece al paciente un tipo de intervención que aparentemente es sencilla y muy cómoda. Tras una evaluación de su caso, se le asignará el Acompañante Terapéutico (AT), que será el que mejor encaje con su personalidad, estilo de vida y particularidades concretas que el paciente pueda presentar. El AT siempre es supervisado por personal clínico y está coordinado con el tratamiento de referencia que el paciente esté siguiendo De esta manera ambos trabajos tendrán los mismos criterios, se complementarán y promoverán los mismos objetivos, beneficiando así su tratamiento y pronóstico ya que su terapia es complementada y extendida también a sus espacios cotidianos (contexto familiar y social). Para el caso concreto de pacientes con TLP se hace mas relevante que el acompañante terapéutico (AT) asignado cuente con experiencia previa en el manejo de este tipo de pacientes y que esté dotado de habilidades personales e innatas para ser capaz de crear un vínculo basado en la creación de seguridad, apoyo cercano y autoridad, además de tener aptitudes para resolver situaciones límites, que probablemente el paciente experimente o provoque, con serenidad, contundencia y de forma afectiva. La coordinación con el tratamiento de referencia clínico del paciente, se hace especialmente importante para evitar el riesgo, tan común en TLP, de manipulación, división, confrontación o tendencia a crear duplicidad y diversificación de los recursos que tiene de ayuda, que mas que complementarse mutuamente, provoquen dispersión y fragmentación.  Aparentemente el paciente lo sentiría como beneficioso a corto plazo, pero realmente no provocará otra cosa mas que potenciar su patología, cronicidad de síntomas y la sensación a medio-largo plazo de frustracción y vacío.

Entre la figura del Acompañante Terapéutico (AT) y el paciente se debe crear un vinculo o relación cercana, genuina y auténtica; basada en la aceptación, confianza, apoyo, autoridad, comprensión, etc..que constituye la base y herramienta principal para la sanación. De esta manera el paciente diagnosticado de TLP contará con un “Hermano Mayor modelo a seguir“, que le va a permitir mejorar su calidad de vida, favorecer su integración social-laboral-educativa o familiar, promover su salud y su cuidado, complementar su tratamiento y evitar posibles ingresos y/o procesos de institucionalización.

 

Logotipo ATV

Miguel Ángel Ruiz.

Acompañamiento Terapéutico Vinculante ATV.

______________________________________________________________

Teléfono Móvil:         646812203

Email:        atvinculantemadrid@gmail.com

Web:          http://acompanamientoterapeuticovinculante.wordpress.com

Dirección:   C/ Luchana 4 2ª planta 28010 Madrid.

Twitter:       https://twitter.com/ATVmadrid

Facebook:    https://www.facebook.com/ATVmadrid

________________________________________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: