4 conductas celotípicas que destruyen la relación

Celos

Celos

Los celos son una respuesta de temor o inquietud que aparece cuando una persona se siente amenazada hacia algo porque considera que puede hacerle perder aquello que considera suyo.

Comúnmente se denomina celos cuando existe  la sospecha o inquietud ante la posibilidad de que la persona amada reste atención en favor de otra.

El surgimiento de celos en la pareja es algo normal y sano; pueden convertirse en celos patológicos cuando son de carácter obsesivos y/o van acompañados de sentimientos intensos incontrolados, produciendo con ello gran malestar para el que lo padece y repercutiendo normalmente de forma negativa en la relación de pareja.

Si sientes que los celos (fundados o no) te producen a ti o a tu pareja una inquietud excesiva, no dudes en consultar y tratar con un especialista,  normalmente suelen ser causados por problemas de autoestima, trastorno de personalidad, etc.. o incluso también en algunos casos por una visión distorsionada de la realidad.

A modo de ejemplo y reflexión te voy a presentar 4 conductas celotípicas comunes que suelen provocar la destrucción de la pareja .

1. Crear mala comunicación.

En vez de hablar del tema de celos con naturalidad y directamente, haciendo uso también  de la primera persona, buscando la raíz de problema, buscando soluciones, etc..

Si basas la comunicación en la suspicacia, utilizando un lenguaje indirecto, estando a la defensiva, con mal humor…  no podrás exigir a tu pareja que se muestre con claridad ni honestidad hacia ti, porque tu no se lo estás ofreciendo.

2. Espiar o invadir su intimidad.

Buscar a escondidas en su móvil, ordenador, bolsillos, etc..  también actualmente está extendiéndose el uso de aplicaciones móviles para rastrear localizaciones, muchas veces en sustitución a los clásicos detectives privados.

3. Ser impulsivo e irreflexivo en tus apreciaciones.

Ante cualquier dato que suscite celos o desconfianza, antes de llegar a conclusiones arrebatadas y en consecuencia conductas que deriven de ello. Intenta reflexionar, analizar los datos, etc.. y después con claridad y templanza hablalo con tu pareja para dar explicación a tus sospechas (intenta siempre que sean lo mas fundamentadas posible).

4. Entrar en confrontación abierta con el objeto que provoca el celo.

Por ejemplo poner impedimentos, criticar exageradamente o incluso prohibir la relación de tu pareja con gente de su entorno ajeno a ti. (familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc..).

Para no llegar a esta situación incómoda para ambos es imprescindible la comunicación sincera y de calidad para poder ser flexibles y alcanzar acuerdos.

Si te ha gustado comparte el artículo en redes sociales o deja un comentario para enriquecer el artículo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: