El papel del psicólogo, cuando acudir a él. Entrevista a Mari Cruz López.

psicología

Dña. Mari Cruz López, psicóloga clínica del sanatorio Dr. León, posee una dilatada experiencia psicoterapéutica tanto con pacientes ingresados en hospital, cómo en tratamientos a nivel ambulatorio. Actualmente coordina la unidad de hospitalización de día de dicho sanatorio. En esta entrevista Mari Cruz nos clarifica cuando, porqué y de que modo uno debe hacer uso de la consulta de un profesional de la salud mental. Responde de manera brillante y sencilla a esas dudas y miedos tan comunes, que cualquiera puede hacerse, si se plantea por primera vez acudir a un psicólogo.

1. ¿Cómo puedo discriminar que lo que me pasa es fruto de una reacción normal o es que tengo algún problema que va mas allá?

Esto es tanto como preguntar cuáles pueden ser motivos de consulta y cuáles no, porque forman parte de una experiencia “normal”. Diré que no existe una medida exacta, sino que la persona ha de valorar el grado de malestar subjetivo que está experimentando, la consistencia y duración del mismo, así como el grado de interferencia que ello tiene en su marcha habitual, ya sea a nivel emocional, en el curso y contenido de los pensamientos, el nivel de rendimiento y atención a sus necesidades personales, así como la relación que establece con el entorno y las demás personas. En ocasiones, sin que esta interferencia sea muy significativa, simplemente se plantea el deseo de mejorar u optimizar algún aspecto de la vida con el objetivo de aumentar la calidad de vida.

2. ¿Porqué no buscar mejor el apoyo en amigos y/o familiares antes que a un psicólogo?

El psicólogo es a los problemas emocionales, conductuales y relacionales, lo que el arquitecto a la estructura de una casa. En ambos casos, los amigos y familiares serán bien recibidos y parte importante de la estabilidad cuando ambos sean consistentes. Es decir, el psicólogo dispone de una formación técnica específica para abordar cuestiones personales, interviniendo mediante explicaciones claras, con una actitud neutra e incondicional (focalizada en cada persona y sus circunstancias). Quienes le quieren tienen el papel inestimable de la cercanía, los afectos, el acompañamiento, lo que complementa la psicoterapia, pero no la sustituye.

3. ¿No sería mejor solucionarlo por mí mismo, quizás si acudo al psicólogo pueda sentir que he fracasado o me sienta débil?

En efecto, el ser humano tiende a solicitar ayuda especializada sólo cuando percibe que por su cuenta, o con ayuda de sus seres cercanos no consigue salir adelante. Sin embargo, todos los estudios y la experiencia clínica informan que lo más efectivo en cualquier ámbito de la salud es prevenir. La creencia de fracaso se forma con la previa experiencia de que con los medios personales, no se ha logrado solucionar el problema, de modo que concebimos en último término -y como parte de dicho fracaso- pedir asesoramiento psicológico, cuando lo que podríamos cuestionarnos es el nivel de autoexigencia y de inflexibilidad que nos imponemos.

4. Si he ido tirando hasta ahora con mis propios medios ¿Porqué tengo que acudir al psicólogo ahora?

Si el balance al que he llegado me indica que el escenario en el que me encuentro no me agrada o creo que podría mejorar, tal vez es porque “he ido tirando hasta ahora con mis propios medios”. Insisto en que solicitar ayuda especializada es lo más aséptico y rápido, igual que se hace con otras complicaciones de cualquier índole.

5. ¿Me hará dependiente de ayuda externa?

Radicalmente no, de hecho forma parte del proceso de terapia desactivar componentes de dependencia si apareciesen; y ello es un ejemplo más del aporte neutro e incondicional que supone la terapia. Se trata de aportar y/o reforzar mecanismos de afrontamiento que enriquecen la funcionalidad del receptor, adaptables a las distintas situaciones.

6. ¿El psicólogo me sacará más problemas? ¿Tendré que revisar mi vida desde mi infancia?

Cada caso es diferente y siempre es necesario realizar una evaluación durante las primeras sesiones, para encuadrar el caso y diseñar el tratamiento consecuente. Es por tanto, un proceso técnico, muy alejado de lo que dan a entender las películas, en las que se exponen a veces muchas incorrecciones buscando el efectismo. Sin embargo, en ocasiones ocurre que la demanda no se corresponde con las conductas problemáticas y por tanto con los objetivos terapéuticos a considerar; otras veces puede ocurrir que existan conductas adicionales e independientes de las quejas planteadas que también resultan problemáticas para el sujeto; o que existan otros problemas que también lo afecten de manera sustancial o contribuyan al mantenimiento de la situación problemática.

7. ¿Necesitar de ayuda psicológica te convierte en “loco” o “enfermo”?

No, esa afirmación es un reduccionismo que obedece al rechazo a reconocerse necesitado de asesoramiento en algunos momentos de la vida. De hecho, yo diría que aceptar que esta ayuda a veces es necesaria, forma parte de la misma preservación de la salud, e incluso en determinados casos evita enfermar.

8. ¿Por qué tienen tan mala prensa los profesionales sanitarios relativos a Salud Mental?

Sólo la tercera parte de los profesionales de la salud mental son psiquiátras o psicólogos, el resto son otros técnicos (auxiliares clínicos, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales, D.U.E.S…., etc.). Son varias las razones, a saber: 1) Se realiza una escasa y deficiente divulgación, lo cual produce desconfianza; 2) Lo que se trata resulta menos tangible, “no se ve la herida” y por eso cuesta comprender el alcance del problema para quienes rodean a la persona afectada; 3) Es imposible cuantificar las millones de vidas que se salvan gracias al tratamiento, pero sí conocemos datos referidos a patologías con riesgo elevado de muerte, que sin embargo, bajo tratamiento permanecen estables; 4) Se tienen ideas erróneas en torno a lo que aborda cada profesional o se teme que resulte imprevisible, invasor e incontrolable una vez comience: en el caso de los psiquiátras, porque utilizan medicamentos; los psicólogos intervenimos a nivel dialéctico y planteamos pautas de comportamientos en algunos casos, lo que resulta menos agresivo; 5) Las presiones prácticas y/o socioeconómicas empujan a una mayor catalogación de la enfermedad mental, en contra de una concepción dimensional (es decir descriptiva) del nivel conductual, cognitivo, emocional inserto en el contexto social que rodea al individuo en ese momento, concepto es más integrador y comprensible para la mayoría de las personas, lo cual no siempre es útil y la mayoría de las veces es poco sensible a la realidad individual.

9. ¿Cómo debo diferenciar si debo ir al psicólogo o al psiquiatra?

Ambos son profesionales de la salud mental y se complementan en muchos casos, pero atienden ámbitos diferentes: el psiquiátra es médico especializado en la mente, su formación biológica le hace conocedor de recursos bioquímicos (medicamentos) que actúan sobre el sistema nervioso, con el fin de modificar procesos orgánicos y disminuir síntomas; el psicólogo es el especialista en el estudio de la conducta y las emociones, sus intervenciones son dialécticas y se plantean recomendaciones pactadas con el paciente, siempre encaminadas a reconducir aquellos hábitos o secuencias de comportamiento que están resultando nocivos a corto o largo plazo. Por tanto, si la necesidad está relacionada con un desajuste agudo, sobre el que el paciente no tiene control aunque se lo proponga o ni siquiera identifica qué procesos personales están interviniendo y le interrumpe procesos básicos relativos a la concentración, planificación y continuidad en sus decisiones, conducta y emociones, necesita ayuda psiquiátrica. Por el contrario, si se conserva una disposición de suficiente reflexión y control conductual, aunque se presente mal estar psíquico, se beneficiará de un tratamiento psicológico y probablemente no habrá que recurrir a medicamentos. En muchas ocasiones, han de combinarse los dos tratamientos.

Por favor si consideras oportuno dejar un comentario, no lo dudes, estaremos encantados de que puedas enriquecer este artículo con tu aportación. Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: