Todo lo que debemos a nuestras madres. Cómo ella nadie!!


¿Es verdad aquello de que cómo una madre nadie te va a querer en la vida?
¿Qué le debemos a nuestras madres?
¿Cómo podemos agradecérselo?

Este artículo es el que mas tiempo me ha llevado en escribir porque en el hablo de lo mas preciado y profundo que hoy por hoy tengo en mi vida. “el amor de mi madre”. A continuación os voy a intentar explicar porque a mi madre y probablemente tu también a la tuya, la debemos todo. Trataré de argumentarlo, utilizando para ello tres niveles entre los que incluyo uno muy especial y personal.

1. A nivel biológico/evolutivo:

Empezando desde lo mas básico y nuclear, que es nuestra propia vida, pasando por nuestro cuidado, alimentación, desarrollo, educación, atención, amor, etc.. y acabando incluso en cuestiones auxiliares, cómo por ejemplo alguno de nuestros gestos o costumbres.

El vínculo con nuestra madre empezó ya desde que estábamos en su vientre, ella sintió nuestro crecimiento, movimientos, pataditas, etc.. y empezaba a hacerse una representación mental de cómo ibamos a ser y cómo nos iba cuidar y querer, posteriormente cuando nacimos, nuestra madre tuvo la necesidad tenernos en sus brazos, de contemplarnos, acariciarnos, mecernos, cuidarnos a todos los niveles y protegernos.

Gracias a su instinto maternal, que la posibilitó para poder hacerlo mejor, con mas intensidad y dedicación que nadie, nos atendió en nuestro desarrollo físico, psicológico y social, siempre acompañado de su cualidad natural que la hizo ofrecernos su amor, su bondad, su entrega e incluso renunciar a sí misma, cuando fue necesario, con el fin de satisfacer nuestras necesidades y deseos.

Una buena relación con nuestra madre fue primordial para nuestro desarrollo, especialmente durante los tres primeros años de vida, que es cuando nuestro cerebro se desarrolla un 90% de su tamaño adulto y crea su estructura neurológica encargada para el correcto funcionamiento emocional, intelectual, social y fisiológico para el resto de la vida.

Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences Early Edition recientemente, confirma lo que ya todos sabemos, qué cómo el amor de una madre no hay nada. Concretamente el estudio demuestra por primera vez cómo el recibir amor en edades tempranas tiene implicaciones directas sobre nuestro cerebro, revelan que los niños que han sido criados con afecto, desarrollan un hipocampo de hasta diez veces mayor que los que no habían tenido tal afecto. Este órgano está intimamente relacionado con los procesos de aprendizaje, memoria, orientación y estilos de respuesta, por lo que es crucial para nuestro desarrollo general y psicosocial.

2. A nivel psicológico/social:

La relación más importante que vas a tener en tu vida será probablemente la que tengas con tu madre, ya que esta primera experiencia relacional maracará todas tus relaciones futuras, será la responsable de crear tus esquemas psicológicos y neurológicos que van a generar patrones que determinarán todas tus relaciones futuras. Por lo tanto un apego sólido y seguro con tu madre va a posibilitarte la base para crear relaciones saludables en tu vida adulta. Este es el mejor legado que tu madre ha podido ofrecerte, ya que la capacidad de crear y mantener relaciones, nos proporciona la oportunidad de desarrollo, aprendizaje, trabajo, capacidad de amar y crear una familia entre una larga lista de oportunidades de autorelaización.

Ya en tu vida adolescente o incluso siendo joven-adulto, cuando tu madre se encargó de la ardua tarea de ponerte límites, crearte normas y seguramente generando alguna que otra crisis de relación, realmente te ha ofrecido el poder ahora construir la base de tu autoestima, seguridad, creatividad, autonomía, libertad y capacitarte para tener normas y reglas bien incorporadas que permiten relacionarte adecuadamente con tu actual entorno.

3. A nivel personal/autobiográfico:

A mi madre, cómo probablemente tu a la tuya la debemos todo lo anteriormente relatado en este artículo y mucho mas. Si ya eres adulto, sólo nos queda ofrecerla nuestro máximo respeto, admiración y atención, pero el mejor regalo que podemos otorgarla es ser felices, amar y sentirnos amados por nuestro entorno, cómo ella nos inculcó desde nuestro nacimiento.

Muchas gracias mamá por darme todo lo que ha estado a tu alcance en la vida y seguir estando en esa labor, aunque ya tenga casi 40 años. Jamas podré recompensarte por todo tu esfuerzo, cariño y dedicación hacia mi. Sólo puedo sentirme agradecido y pleno por tu amor incondicional y esos fuertes valores que me has sabido transmitir, ello me hace sentir mas fuerte, coherente y autónomo en mi vida. Aunque no siempre esté físicamente a tu lado, siempre te llevo dentro y eso me concede seguridad, orgullo y motivación para superarme en mis dedicaciones. Cómo pequeña recompensa, solo espero puedas estar algo orgullosa de tu hijo, porque lo que soy, te lo debo a ti, muchas gracias mamá.

Anuncios

8 Responses to Todo lo que debemos a nuestras madres. Cómo ella nadie!!

  1. M Carmen says:

    Este artículo tan profesional, entrañable y emotivo, solo lo puede hacer una persona tan GRANDE como tu. FELICIDADES!!!!!!!!

  2. Un gran artículo sobre las madres. Eres pequeño pero tus palabras son muy grandes, Enhorabuena.

  3. MCRUZ says:

    Me has recordado lo importante que es decir que queremos a quienes queremos. Mí madre te va a adorar en la distancia cuando lea tu artículo. Gracias por aunar tus conocimientos psicológicos y tu sensibilidad y compartirlo con nosotros.

  4. Benjamín says:

    Felicidades a tu madre por el resultado de su labor: !Un tio GENIAL! Tenías que escribir un artículo como este para darnos a todos una lección Magistral de intelegencia emocional. Gracias por compartirlo con nosotros.

  5. No se qué decirte porque todo lo dices tú.
    Me he emocionado por tres cosas. La primera, por el amor que siento hacia mi hijo que sólo tiene tres años. La segunda, porque pienso en mi madre y veo que no se puede comparar todo lo que la quiero con lo que ella me quiere a mi. Y la tercera, porque has sido capaz de describir sentimientos que muchas veces nos cuesta sacar y reconocerles a ellas, por pequeñas crisis o problemas que podamos tener con nosotros mismos, muchas veces son ellas nuestro desahogo y otras muchas son el blanco donde van a parar los platos rotos .

    Felicidades.

  6. luiseced says:

    Nunca se me hubiera ocurrido escribir un post así, una gran equivocación por mi parte. Gracias por este post tan hondo.

  7. Miguel Angel, me ha encantado tu post. Soy mamá y creo que has descrito con intensidad y emoción lo que una madre siente con su pequeño. También soy hija y comparto lo que has dicho, les debemos máximo respeto, amor incondicional…….Enhorabuena, genial post!!!

  8. maruiz31 says:

    Muchas gracias por todos vuestros comentarios, Bastante personales y emotivos por cierto, lo cual me hace valorarlos mas aún. Gracias!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: