¿Cómo percibe un madrileño a un alicantino?

 

Soy madrileño y llevo unos meses visitando e interactuando con gente de Alicante. Al llegar a la ciudad lo que me sorprendió fue la singularidad e intensidad de su luz así cómo su clima cálido y húmedo. A simple vista era una ciudad cómo todas y con un tipo de gente como la que podría encontrarme en cualquier capital española, aunque con algún pequeño distintivo en cuanto al acento, no demasiado marcado, y un “look” en su gente joven que parecía tener un ligero matiz semejante al vanguardismo catalán. Bueno, es normal no encontrar grandes diferencias, al fin y al cabo Madrid y Alicante son ciudades con gran intercambio demográfico entre ambas y en la era de la globalización no es de esperar grandes singularidades entre personas de ciudades relativamente cercanas.
¡Me equivocaba! conociéndoles un poco mas (hasta donde se dejan), he encontrado un carácter propio general y bastante distinto al madrileño que a continuación os voy a intentar describir:


Imágen realizada y cedida por @Laurynat Laura Mateo Catalán

Singularidades del carácter alicantino bajo la mirada de un madrileño:

1. Amantes de la fiesta, casi hiperactivos, muy alegres y simpáticos. Ganan al madrileño en cuanto a su capacidad verbal, elocuencia, expansión, capacidad persuasiva y extraversión.

2. Amables y corteses, no te preocupes perderte por sus calles o no encontrar algo, porque seguro que algún alicantino te guiará amablemente.

3. Tienen una impresionante visión comercial y creatividad, hablan muchísimo sobre ideas de negocios, relación con el cliente y ventas (nunca de dinero). Si alguna vez tienes dudas relacionadas con el marketing o no sabes si puedes sacar rendimiento a alguna habilidad tuya, no dudes en hablar con algún alicantino, se le ocurrirán 1000 y 1 formas de hacer negocio sobre como dar salida a tu pericia o a tu negocio. No olvidemos que el “carácter fenicio” está muy presente. Los fenicios inventaron el alfabeto, colonizaron a través del comercio, el diálogo y expandieron así su cultura.

4. Tremendamente trabajadores, aprovechan su hiperactividad tanto para la fiesta como para el trabajo. Son muy cumplidores en cuanto a sus obligaciones, aunque en alguna ocasión puedan intentar no cumplir con un plazo acordado, pero no te preocupes porque siempre avisan y son capaces de llegar a acuerdos, suele primar el principio de la responsabilidad sobre el incumplimiento. Destacan bastante en su capacidad resolutiva y por buscar alternativas a los problemas.

5. Sencillos, de trato familiar y amigables. Aunque a simple vista parezca que eres bastante amigo de alguno de ellos, a la hora de intimar son bastante reservados, es raro que te inviten a su casa, te presenten a sus familiares o mantengan conversaciones de carácter personal.

6. Se expresan muy en abstracto y aveces resulta algo farragoso poder entender sus indicaciones y acuerdos. Yo muchas veces lo he entendido como un recurso para no comprometerse o por inseguridad. Aunque creo que va mas allá de eso; si no fijaos en las señales de indicación de tráfico en la provincia de Alicante, que o ya conoces la zona, preguntas o usas el GPS, porque de lo contrario te pierdes seguro.

7. Venden el envoltorio pero no su esencia. El ejemplo mas claro es la forma de vender su potentísimo turismo, sol y playa, cuando la verdadera esencia está en su impresionante naturaleza, historia y cultura que me consta, ellos valoran. Igual pasa en las relaciones interpersonales y en las demás facetas de su vida, por eso siempre aconsejo a los madrileños que intenten escarbar algo mas de todo lo que perciben cuando vayan a Alicante, ya que esta tierra y sus gentes por defecto les va a presentar lo mas superficial y va a dejar su verdadera riqueza sin mostrarse las.

8. Muy vergonzosos a pesar de su sociabilidad, es el lugar donde he visto a la gente ruborizarse con mas frecuencia cuando se les ofrece algún cumplido o se les señala algo que pueda ser considerado “personal” o “intimo”.

9. A pesar de convivir geográficamente con alto porcentaje de población extranjera, apenas se relacionan personalmente con ellos. Tienen mucho trato comercial y financiero con el extranjero, especialmente nórdicos, pero es muy raro que establezcan relaciones entre ellos personales, incluso muchos alicantinos entienden que no pueden recomendar a un español ciertos establecimientos porque perciben que estos están destinados únicamente a extranjeros. Es algo ya establecido y los extranjeros del Norte de Europa comparten el mismo concepto, por lo que no soy capaz de discriminar si fue antes el huevo o la gallina, pero la realidad es que es un hecho que me llama la atención.

10. Acogedores y muy buenos anfitriones , un alicantino probablemente será uno de los mejores anfitriones que te puedas encontrar, te mostrará con amabilidad y entusiasmo todos los lugares, aunque jamás puedas descubrir su espacios mas íntimos (casa y familia), pero es capaz de ver y percibir lo que a ti realmente te interesa descubrir.

11. Si les hablas o chuleas sobre Madrid ellos lo harán sobre Alicante, pero a diferencia de nosotros, ellos si prestan gran atención e interés en lo que les cuentas, por lo que si te dejas llevar por tu chulería, indudablemente saldrás perdiendo y no podrás descubrir todos los encantos e idiosincrasia alicantina.

12. Gozan de un talante abierto y liberal.

13. La mayoría destaca por alguna habilidad artística. Es muy común entre ellos las dotes musicales, gastronómicas y en artesanía.

Anuncios

14 Responses to ¿Cómo percibe un madrileño a un alicantino?

  1. Laurymat says:

    Me encanta como nos describes!!

  2. Bienvenido. Esta es tu casa

  3. Miguel Angel says:

    Gracias por el análisis Miguel Angel. Una balance muy positivo para los alicantinos. ¡Siempre  serás bienvenido a esta “terreta”!

  4. MaRía says:

    Miguel Ángel… así cómo no vas a ser bien recibido???

    No sabía que eras madrileño, pero ahora entiendo que me mirases de modo extraño el día que nos conocimos en el descanso de clase… Me estabas analizando!!!!

    🙂

    Un abrazo!!
    @mariaCreaCtiva

  5. Hola de nuevo, 🙂 soy alicantina, y debe ser que soy crítica con mis paisanos, pero no describiría a la gente del lugar así. Creo que eres muy generoso. En mi opinión es complicado definir el “carácter alicantino” porque casi nadie es nacido aquí, más bien somos un grupo de personas heterogéneo interesante que convive lo mejor que puede.

    He vivido casi dos meses en Madrid, por Moncloa, y debo decir que la gente con la que tropecé no es que fuera simpática, ¡lo siguiente! Me ayudaron en el metro, en las calles cuando me perdí, en el supermercado, jamás me tropecé con una sola persona que pusiera mala cara, y eso que el madrileño es un corredor nato (para tomar el metro, para caminar, etc) 🙂

    Las ciudades las conforman personas, y tuve la suerte de moverme por lugares distintos, y en todos me sentí como en casa o mejor si cabe.

    Viva Madrid. De hecho lo pasé muy mal al regresar.

  6. Lucía Terrer says:

    Madre mía!!! Me alegro de que te haya ido tan bien, pero, sinceramente…….yo disiento completamente. Repito, me alegro de que tu experiencia haya sido tan positiva.

    • Mª Ángeles says:

      Me traslado a principios de septiembre a Alicante, espero encontrar lo que busco, aunque con la crisis que hay… pero me gustaría saber por boca de alicantinos cuales son las mejores zonas para vivir y cuales para el comercio. Pensaba vivir en Playa San Juan…pero vosotros me direis. Voy con mi marido y mi hija pequeña de 13 años. tambien si alguien me puede hablar del ISE Playa San Juan

  7. Isaías Ledesma Plaza says:

    Miguel. Gracias por tus buenas opiniones sobre nosotros. Lo que no me explico es cómo hay algunos que incluso viven aquí, que hablan tan mal de sus vecinos los alicantinos y de su propia la provincia o y sobre todo de la ciudad. Estos se atreven a decirnos que somos incívicos, unos vagos o maleducados. Yo al resepcto soy también alicantino y la verdad es que mucha gente que me conoce de fuera y de mi propia ciudad me aprecia, en mi caso y siendo de aquí no me identifico ni mucho menos con un gallego, ya que hasta incluso se habla en todas partes muy mal de estos últimos del norte, ya que a los gallegos se les califica de cerrados, toscos y en cierto modo poco solidarios. Yo de por sí he conocido a gallegos en Alicante que no me han tratado con demasiado respeto, por lo memos digo yo, no se que dirá el resto.

  8. CRR says:

    Buenas!! me presento: soy una madrileña que lleva un año viviendo en Alicante, y no puedo negar los problemas con que me he encontrado para entablar una simple y espontánea relación de amistad con los alicantinos.

    En Madrid entras a un bar y sales con mil amigos; te apuntas a un curso de lo que sea y sales con otros mil amigos; te presentan a un conocido de un amigo, ¡y se convierte en tu amigo!… pero por aquí las cosas deben funcionar de otra manera. Por ejemplo, por muy buen ambiente que haya, cuando sales del trabajo, cada uno a su casa y Dios a la de todos… ¡¡¿y las cañitas post-trabajo dónde están?!!… y es un mero ejemplo, no se trata de estar todo el día en el bar!

    Me está costando una barbaridad hacerme con un círculo social, y de no ser por eso, sería un sitio perfecto para vivir, clima ideal, playas de categoría, lejos del estrés de mi adorada Madrid… pero, como ya os digo, todavía no he tenido la suerte de hacer amistades por estas tierras…

    Mi novio es de Alcoy, y es todo lo contrario al perfil de alicantino que he descrito, así que, por favor, que no todo el mundo se dé por aludido, porque ya se sabe que en todos sitios hay de todo!

  9. Pilar Pineda says:

    ¡Por Dios! Ni amigables, ni comunicativos, ni abiertos, ni alegres, ni trabajadores, hi amables, ni corteses…. ¡Joder ¿De qué Alicante hablas tu, amigo mio? Menos mal que hay, aquí mismo, quienes no están de acuerdo con lo que dices y lo expresan claramente, aunque yo creo que todavía son demasiado benignos. Yo vine para quedarme a vivir y no he aguantado ni año y medio. Me voy escopetada y creo que no me van a quedar ganas de volver. No he visto gente más cerrada, más insípida, más parada y menos simpática en mi vida.

  10. jose says:

    Gracias por hablar bien de nosotros. ..estamos orgullosos se ser Españoles

  11. Luis says:

    Mi esposa y yo llevamos 9 meses viviendo en Alicante y coincido con la opinión de Pilar Pineda. Hemos vivido en diferentes ciudades y cada una tiene lo suyo, incluso mi ciudad natal también, por supuesto. Pero Alicante es diferente, no sabría muy bien cómo calificarla. De entrada son personas rudas al hablar, se dirigen a ti de una manera maleducada e irrespetuosa. No digo que después de cierto tiempo de convivencia puedas llegar a tener una buena amistad pero es muy difícil. Y esto lo digo por nuestra propia experiencia y la de otras personas que han llegado a Alicante. Por cierto, en estos 9 meses hemos hecho amistad con personas de fuera pero ni una sola de Alicante. El alicantino, por lo general, me parece muy orgulloso, prepotente, déspota, malqueda, maleducado, irrespetuoso, envidioso.

    • joan says:

      depende con quien tropieces.porque en madrid he encontrado a gente estupenda,y a gente que son unos chulos que te hablan y se creen que porque no eres de madrid eres tonto,pero donde vayas hay de todo.un saludo

  12. belen says:

    Los que somos de alicante de verdad, no de adopción, propia o de los padres, no somos así…..

    Siento decirte, que al alicantino de verdad, a aquel que la piel le sabe a salitre y en vez de sangre tiene agua de mar, ese que desciende de pueblos marineros, aquel que tiene familia que aún se dedica al mar en Campello, en Altea, en Santa Pola…. a ese alicantino auténtico, no le gusta el madrileño….. como tu dices, no le gusta que le chuleen… no le gusta ver sus veranos invadidos por gente ruidosa, escandalosa, que va a los sitios con prisas, que exigen solo “por que vienen de vacaciones”. Lo siento mucho…. pero en Alicante hemos aprendido a engañaros, como tu dices, descendemos de fenicios y el comercio es lo nuestro, y sabemos hacer buenos tratos… para vosotros los madrileños las playas abarrotadas hasta la bandera sin nada más que arena, para nosotros las calitas pequeñas, escondidas donde ver cangrejos, sargos y salpas y sobretodo sin madrileños; para vosotros las terrazas en primera línea de playa, la sangría barata y las paellas precocinadas al módico precio de 15 euros la ración, para nosotros los bares de verdad, de la terreta, donde comerse un buen pulpo seco, unas cortezas de bacalao, tomate de mutxamel y salazones. Por lo visto, os convence el negocio, por que todos los años volvéis.

    Comentas que somos reservados y no compartimos nuestra cultura…. y es que es eso, es NUESTRA CULTURA, vosotros venís aquí y los alicantinos solo tenemos una fecha en la cabeza: el 1 el septiembre. Esa fecha, comienza de verdad el verano para un alicantino, durante junio julio y agosto ha trabajado vendiendo la moto a los de la meseta…. pero en septiembre, la cosa cambia, Alicante se queda con la gente de verdad, y es que al fin y al cabo nosotros podemos disfrutar de días de sol y playa hasta octubre, cosa que por más que chuleeis o intenteís chulear………. vosotros ni tenéis ni vais a tener……

    Cordialmente se despide una alicantina de verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: